Una investigación de la Facultad de Medicina, que tuvo en cuenta el análisis de   143 estudios en más de 10.000 pacientes  de todo el mundo, encontró que hasta el 36 % de las personas con COVID-19 puede tener afectaciones en el sistema nervioso.

Los doctores Kemel A. Ghotme y Fidel Sobrino, del grupo de Neurociencia Traslacional, junto con la doctora Zulma Tovar Spinoza, del Hospital Universitario Upstate en los Estados Unidos, y los estudiantes Juan Guerrero, Luis Barragán, Juan Martínez, Juan Montoya y Alejandra Peña, todos de la Facultad de Medicina, publicaron el artículo Central and peripheral nervous system involvement by COVID-19: a systematic review of the pathophysiology, clinical manifestations, neuropathology, neuroimaging, electrophysiology, and cerebrospinal fluid finding, en la revista BMC Infectious Diseases, con el cual buscan ayudar a los médicos e investigadores en el manejo y abordaje de pacientes con esta afección.

La investigación recoge los datos de 10.723 pacientes y analiza 143 estudios observacionales y descriptivos, de los cuales 119 se centran en las manifestaciones clínicas, 62 describen hallazgos de neuroimagen, 60 de líquido cefalorraquídeo, 51 de mecanismos fisiopatológicos, 28 informan de hallazgos electrofisiológicos y cuatro hablan de hallazgos neuropatológicos. Los resultados de este estudio pueden ayudar a los médicos e investigadores a abordar a los pacientes con esta afección, y a generar nuevas investigaciones con implicaciones para la práctica.

De la información obtenida, encontramos 1.633 pacientes en condiciones clínicas que afectan el sistema nervioso y 43 que presentan afecciones en el sistema nervioso periférico […]. Además, la afectación neurológica en un paciente con infección confirmada por SARS-CoV-2 aumentó la probabilidad de ser hospitalizado en aproximadamente un 81 %”, afirman los autores.

En el análisis, 53 estudios reportaron 8.129 signos y síntomas de afectación del sistema nervioso central por el COVID-19. Entre ellos, se encuentran los trastornos neuropsiquiátricos, dolor de cabeza, mareos, alteración de la conciencia y delirio. También fueron comunes la pérdida del olfato y el gusto, los ataques cerebrovasculares, la inflamación cerebral y el compromiso de nervios periféricos.

"Otro de los hallazgos llamativos de esta investigación señala que la infección por COVID-19 en niños y adolescentes puede modificar las capacidades cognitivas a largo plazo".

"Los eventos neurológicos críticos fueron más frecuentes entre los pacientes con una infección grave, que entre quienes padecían una enfermedad leve", afirmaron los investigadores. Además, añadieron que los pacientes con COVID-19 que solo tenían compromiso respiratorio inicial, y que desarrollaron afecciones neurológicas, tendieron a progresar con un curso más severo, con mayor necesidad de intubación y de ventilación mecánica.

En cuanto a los síntomas psiquiátricos, estos incluyeron ansiedad, trastorno en el estado del ánimo, psicosis e insomnio. Por otro lado, 28 estudios reportaron convulsiones en 346 pacientes con COVID-19. Sin embargo, aunque estas convulsiones pueden presentarse por hipoxia, alteraciones metabólicas o insuficiencia orgánica, la infección por el coronavirus no genera directamente un riesgo de convulsiones durante la enfermedad aguda.

Otro de los hallazgos llamativos de esta investigación señala que la infección por COVID-19 en niños y adolescentes puede modificar las capacidades cognitivas a largo plazo, y aumentar el riesgo de trastornos psiquiátricos.

Como conclusión, el estudio señala que, pese a que existen pocas publicaciones sobre el abordaje terapéutico de la afectación del sistema nervioso central y el periférico en pacientes con COVID-19, parece haber consenso sobre la importancia del reconocimiento temprano y el tratamiento oportuno de estos pacientes. No obstante, futuros ensayos clínicos aleatorios deben evaluar la efectividad de los tratamientos para las afecciones neurológicas, y se necesitan estudios de cohortes prospectivos para analizar las complicaciones, a mediano y largo plazo, del compromiso del sistema nervioso en COVID-19.

Dado el impacto del compromiso neurológico con alta probabilidad de secuelas funcionales, el doctor Ghotme enfatiza en la importancia de prevenir la infección por SARS-CoV-2, mediante la vacunación y el mantenimiento de medidas de protección, como el uso de tapabocas y el lavado de manos.