El Instituto de La Familia les “mide la temperatura” a los hogares.

En sus 30 años, el Instituto de La Familia entrega la cuarta versión de la encuesta “Termómetro de la Familia”, con el fin de darles voz a los colombianos para que expresen sus percepciones, desafíos y preocupaciones.

En sus 30 años, el Instituto de La Familia de la Universidad de La Sabana entrega la cuarta versión del “Termómetro de la Familia”, una encuesta de percepción adaptada al contexto colombiano, a partir  del Instrumento Familia-Trabajo del Instituto Internacional de Estudios para La Familia - The  Family  Watch, en España, y del Barómetro de La Familia, realizado por el Instituto para el Matrimonio y la Familia de la Universidad Católica San Pablo de Perú. 

Este proyecto tuvo su primera versión en el 2017 en Colombia. La segunda y la tercera se realizaron en Bogotá y en la región Caribe, respectivamente. En esta ocasión, el estudio arroja nuevamente resultados acerca del país.

Según la profesora Paola Uribe, investigadora del “Termómetro de la Familia”, “el instituto realiza esta iniciativa con el ánimo de identificar las percepciones de las familias desde sus propias voces y, a partir de ellas, se responde a los desafíos que estas viven y se promueve la valoración de la centralidad de la institución familiar en los distintos escenarios de la sociedad”.

El “Termómetro” logra una aproximación a las percepciones sobre la realidad social de las familias y describe sus principales opiniones, características y estilos de vida con respecto a su composición, la natalidad, su dinámica, su relación con la sociedad y opiniones sobre temas actuales.

Por lo tanto, el estudio se orienta específicamente a los aspectos internos y externos, que, según Pierpaolo Donati, en su libro La familia como raíz de la sociedad, se refieren a las situaciones que suceden en la vida familiar, desde la estructura, las relaciones y las condiciones psicológicas hasta los cambios a los que la familia se encuentra expuesta socialmente

Diana Muñoz, investigadora del “Termómetro de La Familia”, explica: “El instrumento está dirigido especialmente a los actores públicos, privados y profesionales que tienen en sus manos la gestión de recursos para la atención de las familias colombianas, con el fin de que puedan encaminar sus acciones de acuerdo con la situación real”. Además, Muñoz destaca la importancia de que las familias sean conscientes de su papel fundamental en la vida de cada uno de sus miembros y reflexionen sobre las estrategias intrafamiliares que deben tenerse para asumir de modo favorable los desafíos de la familia de hoy.

Para leer el informe completo, ingrese acá.