Unisabana en el Shell Eco Marathon 2017

Este es el resultado de la jornada

Con la representación de 14 estudiantes de la Facultad de Ingeniería, la Universidad de La Sabana participó por primera vez en la Shell Eco-marathon Americas 2017, convirtiéndose en la primera universidad de Colombia en ser parte de la competencia de eficiencia energética vehicular más importante del mundo.

La Universidad de La Sabana logró el puesto #13 de 27 inscritos a la categoría de monoplaza eléctrico, de los cuales 21 pasaron las pruebas técnicas y 17 terminaron la carrera. A la competencia, que premió los mejores prototipos y vehículos en las categorías de combustión interna, celdas de combustible y batería eléctrica, se presentaron más de 700 equipos con 1.200 estudiantes de Brasil, Canadá, Colombia, Guatemala, México, Perú, Puerto Rico y Estados Unidos.

El 25 de abril, los estudiantes Andrés Felipe Báez Acosta, Brayam Nicolás Franco Mendoza, Camilo Alejandro Galeano Ruiz, Carlos Rafael Guaraco Figueira, Cindy Vanessa Ortega Sarmiento, Daniel Pinto Piña, Diva María Ortiz Valdés, John Sebastián Bautista Valero, Juan Sebastián Torres Ríos, Laura Mildred Perdomo Llanos, Laura Milena Hernández Wilches, Luis Felipe Cubides Rotta, Mariana Bernal Rivera y Paula Natalia Riveros Melo; acompañados por Elizabeth Cabra Rojas, decana de la Facultad de Ingeniería; Julián Mauricio Echeverry Mejía, director del programa de Ingeniería Mecánica; Sandra Patricia Jarro Sanabria, directora del programa de Ingeniería Civil; y el profesor Luis Carlos Longas Lalinde, viajaron a Detroit en Estados Unidos para competir con ESabana17, el monoplaza eléctrico que fabricaron desde mediados del 2016.

Desde el primer día en Detroit, los estudiantes trabajaron fuertemente en los últimos detalles del monoplaza para cumplir con todos los requerimientos que exigían las 10 pruebas técnicas y así poder salir a pista. Durante el 27 y 28 de abril, el monoplaza ESabana17 superó las pruebas de peso, radio de giro, dimensiones, cinturón de seguridad, frenado, visibilidad, escape de vehículo, diseño, electrónica y peso de la piloto. “Somos el primer equipo latino en terminar la carrera en su primera participación”, destacó el director Julián Echeverry.

El 29 y 30 de abril, la estudiante Paula Riveros, al volante de ESabana17, salió a pista en el centro de Detroit con el objetivo de alcanzar las 10 vueltas en menos de 24 minutos; fueron momentos de emoción y tensión ya que contaba con seis oportunidades de salida para clasificar en la tabla de resultados. Finalmente, y después de noches sin dormir en las que el equipo trabajó en los problemas técnicos que surgieron sobre la pista, la Universidad de La Sabana logró alcanzar el puesto #13 recorriendo 83 km con 1 kWh -kilovatio por hora- de energía. “Sabíamos que no iba a ser fácil pero el trabajo en equipo nos sacó adelante. Cuando estaba en el carro sentí la vida de cada uno de mis compañeros y su esfuerzo, fue una experiencia que nos marcó a todos”, cuenta la piloto Paula Riveros.

Shell Eco-marathon realiza tres competencias al año en Asia, América y Europa con el objetivo de inspirar a los jóvenes estudiantes a convertirse en científicos e ingenieros del futuro. En esta 11a edición de América, se destacó la participación femenina con más de 50 mujeres pilotos, 40 pilotos suplentes y 16 capitanes de equipo. La Sabana contó con la participación de seis mujeres, entre ellas la piloto Paula Riveros, estudiante de tercer semestre de Ingeniería Mecánica.

Felicitamos al equipo de ESabana17 por su trabajo, esfuerzo, dedicación y por representar a la Universidad y a Colombia en esta competencia. Agradecemos la participación de todos los estudiantes, en especial a Carolina Rodríguez Vega, Carlos Navarro, Leandro Fabián Alfonso Vanegas, Luis Carlos Arrocha Prada y María Alejandra Martínez Guecha; a los profesores, directivos y administrativos que hicieron parte del proyecto desde el principio; y a los patrocinadores Arista, Autonal, Casa Limpia, Centro Comercial Santafé, Civilia, Conoser, Fiberglass, Finandina, PPS Colombia y Udeb Arquitectos.

¡Este es un ejemplo del trabajo bien hecho y orgullo Sabana!

Registro fotográfico de la participación de nuestro equipo en la Shell Eco - marathon

 Durante su estancia, el equipo de la Facultad de Ingeniería tuvo la oportunidad de visitar el Museo Henry Ford y asistir a una conferencia sobre diseño de carros. Siempre trabajaron para participar en el #shellecomarathon2017. Estas son algunas fotos de la jornada.

Así nos preparamos para participar en el Shell Eco Marathon

15 estudiantes de diferentes programas académicos fabricaron un innovador monoplaza eléctrico con el que participaron representando al país y a la Universidad en la Shell Eco Marathon 2017, reconocida como la competencia de eficiencia energética más importante del mundo. Se realizó en Detroit, Estados Unidos, entre el 27 y el 29 de abril.

Los estudiantes trabajaron en la adaptación final del chasis del vehículo, el tren de potencia, el sistema eléctrico, el diseño y un plan de comunicaciones. "En su momento, se realizaron pruebas de funcionalidad y se empezó a ensamblar la carrocería, que sería en fibra de vidrio", señaló Julián Echeverry, director de programa de Ingeniería Mecánica de la Universidad de La Sabana.

El monoplaza está compuesto por tres ruedas, dos delanteras y una trasera, lo que genera más estabilidad, más potencia y mejora la dirección. El chasis está hecho de aluminio, lo cual permite que el vehículo sea más liviano y su consumo de energía sea más eficiente.

La carrocería está hecha en fibra de vidrio, lo que permite que se pueda retirar fácilmente en caso de accidente y que su peso sea menor al de la carrocería normal de un carro. En cuanto al sistema eléctrico, este consta de un motor alimentado por una batería y está conectado a un sistema (transmisión), que aumenta la fuerza de este y permite que el prototipo alcance una velocidad máxima de 30km/h.

El equipo de estudiantes comenzó a trabajar en el diseño de este innovador vehículo eléctrico el semestre pasado. "Todo ha sido un reto, desde la soldadura del aluminio, el manejo de la fibra de vidrio y la electrónica." afirmó Echeverry.

Para Diva Ortiz, estudiante de séptimo semestre de Ingeniería Industrial, lo más complicado durante el proceso fue "la dedicación de tiempo y disciplina en el proyecto, algo muy distinto al tiempo que uno le dedica a una clase. Durante las vacaciones trabajamos más de 12 horas diarias. En este momento, se dedica todo el tiempo libre después de clases".

Este proyecto es un paso en el compromiso de la Universidad con el medioambiente, ya que "los vehículos eléctricos al venir de fuentes y energías renovables, son una gran alternativa para el transporte a futuro. Algo importante es que, como no utilizan motores de combustión interna sino todo un sistema eléctrico, se evita la generación de gases de efecto invernadero, que en últimas es lo que está generando todos los cambios climáticos", aseguró Luis Carlos Longas, profesor de la Facultad de Ingeniería.

La Sabana es la primera universidad de Colombia que participa en la competencia de eficiencia energética mas reconocida en el mundo, con un proyecto innovador desarrollado en su totalidad por estudiantes.

"Este proyecto significa para nosotros representar a la Universidad, dejar en alto no solo el nombre de la institución sino de todos los estudiantes. Ser parte de un grupo de personas que quieren innovar", afirmó Carolina Rodríguez, estudiante de doble programa de Comunicación Social y Periodismo, y Comunicación Audiovisual y Multimedios