Seguridad y convivencia ciudadana

La seguridad ciudadana es un elemento fundamental para los países, dado que permite establecer condiciones óptimas para el logro de los objetivos que plantean los gobiernos respecto a la economía, el desarrollo social, la participación democrática y la garantía de los derechos de sus ciudadanos.

Lo anterior se sustenta en una de la premisas presentadas por el Informe de desarrollo humano 2016, el cual sostiene que los factores que desencadenan la violencia son complejos, razón por la que requieren un enfoque de múltiples vertientes que debe incluir la promoción del estado de derecho sobre la base de la justicia y la tolerancia cero con la violencia, y el fortalecimiento de los gobiernos locales, de la vigilancia comunitaria y de las fuerzas del orden en las zonas críticas de violencia (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, 2016, p. 25).

Por lo anterior, algunos de los objetivos planteados en el contexto de la Agenda 2030 sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible son promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos, y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas, así como reducir considerablemente todas las formas de violencia y las tasas de mortalidad conexas en todo el mundo. Estos objetivos, que han sido adoptados por Colombia, tienen sus antecedentes en la Política de Defensa y Seguridad 2015-2018, eje de las administraciones locales, distritales y departamentales para el desarrollo de los planes integrales de seguridad y convivencia ciudadana.

En este sentido, la provincia y sus municipios han integrado dentro de sus planes de gobierno un eje de trabajo asociado a la seguridad y la convivencia ciudadana, por lo tanto, a continuación se presentan algunas cifras sobre el tema.