Invitados Internacionales.

Doctor Daniel Wilson Director del Proyecto Zero de la Universidad de Harvard.

El juego como una poderosa herramienta de la educación

El director del proyecto Zero de la Universidad de Harvard y la directora de la Maestría en Desarrollo Infantil de la Universidad de La Sabana explicaron, ante más de 90 asistentes, la importancia del juego en el crecimiento de los niños.

¿Cuál es el poder del juego en el aprendizaje y en el desarrollo infantil?, ¿es importante jugar en edades específicas?, ¿puede el juego incluirse en la educación formal? Estas y otras preguntas fueron abordadas por el profesor de la Universidad de Harvard, Daniel Wilson, en el evento realizado el pasado 10 de marzo por la Maestría en Desarrollo Infantil de la Universidad de la Sabana.

De acuerdo a los resultados de las investigaciones del dr. Wilson, los niños deben enfrentarse a entornos de juego que les permitan desarrollase, no sólo física, sino emocionalmente: “El juego permite expresarnos y descubrir nuestros sentimientos, cómo estamos diseñados, nuestras capacidades y quiénes queremos ser”. Además, el profesor añadió que, al crear experiencias de juego en edades tempranas, los niños comienzan a comprender las nociones de justicia y de igualdad, aprenden sobre la inclusión y la exclusión, y empiezan a lidiar con la incertidumbre y el control.

Y entonces, ¿cuál es la edad ideal para el juego? La dra. Rosa Julia Guzmán, Directora de la Maestría en Desarrollo Infantil de la Universidad de La Sabana, menciona que gran parte del desarrollo de un niño se da antes de los 11 años, por lo cual, recomienda, sobre todo en esta etapa, utilizar estrategias de enseñanza lúdicas (que despierten poderosamente el interés y el gusto de los niños), incluso en los programas educativos formales. Además, aclara que, si bien los juegos no son la única manera de generar actividades lúdicas, “en realidad, uno nunca debería dejar de jugar”.

Adicionalmente, la dra. Rosa Julia resaltó que una de las reflexiones más importantes del dr. Wilson, a propósito del contexto de la educación en Colombia, sugiere que la integración del juego como herramienta formal de la escuela en las instituciones no ha sido fácil, entre otras cosas, porque la educación tradicional se estructuró antes del descubrimiento del potencial del juego en el desarrollo infantil.

Además, la dra. Guzmán resaltó la importancia de este aprendizaje, argumentando que la descentralización de la mirada tradicional de la educación le da cabida al potencial del juego y la lúdica en el desarrollo infantil, y que este es el motivo por el cuál la Maestría ha tenido en cuenta los avances de la investigación en este campo dentro de su programa. A manera de conclusión, el dr. Wilson concluyó que, demostrada la importancia del juego y la lúdica, “la solución de las tensiones en la educación está en las manos de los profesores”.