Página principal

PROCESOS Y ESCENARIOS QUE PROMUEVEN EL DESARROLLO INFANTIL

El grupo de investigación Cognición, Aprendizaje y Socialización de la Universidad de La Sabana estudia el desarrollo infantil y adolescente desde las habilidades cognitivas, emocionales y sociales en diversos contextos y escenarios de la vida cotidiana. La escuela y la familia son espacios privilegiados para potencializar el desarrollo integral.

Jairo y Leonor* tienen una tienda de zapatos. Cuando no está en su colegio, la pequeña hija de cinco años los acompaña y juega en la bodega tratando de clasificarlos por colores, por tamaño y forma, los guarda en las cajas, los pone en los estantes, busca los pares. Quizá no han caído en cuenta que ese juego está desarrollando una habilidad en Laura*, así parezca que está desordenando la tienda: la pequeña está aprendiendo a identificar cualidades de los objetos que tiene al frente. “Hay muchas actividades de la vida cotidiana que contribuyen al desarrollo de habilidades cognitivas, entre ellas la habilidad de seriar o de clasificar, y por ello las nociones matemáticas –por ejemplo, de organizar de mayor a menor- pueden desarrollarse naturalmente”, dice Lilian Patricia Rodríguez, directora del grupo de investigación Cognición, aprendizaje y socialización de la Universidad de La Sabana.