Página principal

CUIDADO PALIATIVO: CALIDAD DE VIDA EN ENFERMEDADES CRÓNICAS

El objeto de estudio del grupo de investigación Dolor y Cuidados Paliativos de la Universidad de La Sabana se refiere a los pacientes y familias que sufren de enfermedades crónicas y tienen dolor o síntomas psicosociales, emocionales o espirituales. Sus miembros han logrado generar nuevo conocimiento e incidir en las políticas de salud.

¡Quién no ha sentido un dolor en su vida! Dolor físico o dolor del alma. Estudiar el sufrimiento que producen los diferentes síntomas físicos, psicosociales y espirituales en la búsqueda de la calidad de vida en los pacientes para quienes no hay tratamientos curativos, a través del cuidado paliativo, se convirtió desde hace unos años en la razón de ser del grupo de investigación Dolor y Cuidados Paliativos de la Universidad de La Sabana, en cabeza de la anestesióloga con especializaciones en el tema, Marta Ximena León. Su interés incluso ha incidido en las decisiones para el diseño de la carrera de Medicina: si bien comenzó como una cátedra opcional, hoy en día “es la única facultad en Colombia y en la región latinoamericana que dicta la asignatura ‘Cuidados paliativos’ como obligatoria”, dice.

La inclusión del cuidado paliativo en el programa de pregrado de Medicina se basó en la siguiente reflexión: si bien se enseña cómo curar, -cómo prevenir en el mejor de los casos-, también es necesario enseñar cómo generar calidad de vida a un paciente con enfermedad crónica; y manejar los síntomas para mejorar esa calidad de vida hasta el día de su muerte es parte de las investigaciones que ha realizado el grupo. Cada día el reto es mayor pues la tecnología y los avances de la medicina han hecho que los pacientes que anteriormente morían muy rápidamente, hoy en día duren más tiempo con vida.

La importancia del cuidado paliativo

El cuidado paliativo va más allá del control del dolor físico; incluye otros síntomas que pueden deteriorar la calidad de vida de los pacientes como insomnio, dificultad para respirar o para pasar alimentos, náuseas y tos, entre otros. Incluye también aspectos que inciden en la persona desde el punto de vista emocional, social, incluso espiritual. “Cuidado paliativo habla de la persona en todos los aspectos”, continúa León; “es el arte de la medicina, porque en los libros se aprende a manejar los medicamentos. El arte es saber cómo tú le das sentido a lo que le está pasando al paciente; cómo, hasta la muerte puede tener sentido".