Página principal

No hay duda. El sector educativo debe montarse con decisión al tren de las tecnologías de la información y las comunicaciones. Para lograrlo con éxito, el Centro de Tecnologías para la Academia, CTA – Proventus de la Universidad de La Sabana ofrece investigación y apoyo.

Dos maestrías soportan al grupo de investigación Centro de Tecnologías para la Academia, CTA - Proventus el cual aprovecha las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) para incorporarlas a los procesos educativos a través de la investigación y el acompañamiento a entidades públicas y privadas. Como resultado, las maestrías en informática educativa y en proyectos educativos mediados por TIC, apoyan una nueva propuesta del CTA: generar un nuevo paradigma en el diseño de estrategias de enseñanza en el aula.

El reto es diario porque, como lo dice uno de sus integrantes, Andrés Chiappe, especialista en investigación, docencia universitaria y tecnología educativa, ya se acabó el profesor de tiza y tablero, aquel que repetía una y otra vez el contenido de sus clases; ya los docentes tienen que desarrollar destrezas en el manejo de las TIC e integrarlas en sus clases, porque el lenguaje de sus estudiantes cada día está más embebido por las nuevas tecnologías. Así que, como titula uno de sus artículos de divulgación científica, Adiós al profesor grabadora: las TIC, sus mitos y cambios en el rol del maestro. “Es urgente cambiar las actitudes y las competencias docentes”, dice Chiappe, Doctor en educación, porque el profesor ya no tiene la última palabra. “El hecho de que los estudiantes que tengan dispositivos móviles o un computador portátil con conectividad en el aula puedan verificar en tiempo real lo que le está diciendo su profesor, hace que la incorporación de tecnologías en las aulas cada vez tenga más altos niveles de complejidad”.