Una mirada bioética a los cuidados paliativos

El pasado 15 de junio, se llevó a cabo en la Universidad de La Sabana el 5º Simposio de Interdisciplinariedad en Bioética: Una Mirada Bioética a los Cuidados Paliativos: cultura, humanización y espiritualidad en la atención de enfermos. “En este espacio, donde asistieron aproximadamente 200 personas, logramos evidenciar cómo la bioética invita a reflexionar sobre el modo de humanizar la atención de enfermos a través de factores institucionales, culturales, espirituales y actitudinales, que enriquecen los cuidados paliativos”, menciona María de los Ángeles Mazzanti, jefe del Departamento de Bioética de la Facultad de Medicina.

Durante el Simposio se realizó la presentación del proyecto PAL – LIFE: International Advisory Working Group on Diffusion and Development of Palliative Care in the World, de la Academia Pontificia para la Vida desde la Ciudad del Vaticano, por parte de Nunziata Comoretto, oficial de la sección Científica. “El proyecto tiene como objetivo aumentar la conciencia social y cultural sobre la existencia de los cuidados paliativos, y promover el diálogo y la cooperación entre los diferentes actores en el desarrollo de la implementación”, menciona Nunziata Comoretto. Como parte del proyecto se dio a conocer el libro blanco con 13 recomendaciones para cada uno de los grupos interesados e involucrados en el desarrollo de los cuidados paliativos.

Las principales conclusiones fueron:

• En Colombia los cuidados paliativos surgen de un trabajo plural de diferentes áreas: Desde hace 25 años, un grupo compuesto por asociaciones de cuidados paliativos, universidades, asociaciones de pacientes, Fondo Nacional de Estupefacientes, Ministerio de Salud, ha trabajado por la consolidación de los Cuidados Paliativos en Colombia.: “Aunque todavía nos queda mucho trabajo, se logró: la creación de la ley 1733 del 2014 mediante la cual se regulan los servicios de cuidados paliativos a nivel nacional; la inclusión de los procesos de los cuidados paliativos como fase final de la atención a la población colombiana; y, a partir del Observatorio Colombiano de Cuidados Paliativos, se identificó que más de la mitad del país no cuenta con medicamentos opioides como la morfina y se detectaron las barreras a las que se debe esta situación”, menciona Martha Ximena León, Jefe del Departamento de Anestesia, Dolor y Cuidados Paliativos de la Facultad de Medicina.

• Los cuidados Paliativos son una responsabilidad de la sociedad. Según Nunziata Comoretto, las dinámicas de la sociedad actual conducen a las personas al aislamiento, el abandono y la soledad, y se evidencia, en mayor medida, en los enfermos terminales y es ahí donde los cuidados paliativos se convierten en una revolución al incluir en el cuidado el sentido humano, ético y religioso. En este sentido durante el simposio se expusieron también aproximaciones a la atención de enfermos desde perspectivas culturales, del Judaísmo, del Islam, del Hinduismo y del Cristianismo. Igualmente se presentaron iniciativas de instituciones que abordan una atención justa e integral de los pacientes en el final de la vida y la experiencia con los cuidadores.

• La medicina debe transformarse de “To Cure” a “To Care”. “Actualmente la medicina está centrada en el “To Cure”, que responde al tratamiento de una enfermedad para mejorar la condición del paciente. Se debe pasar al “To Care” donde se busca cuidar a la personas desde todas sus dimensiones fomentando la relación entre los profesionales de la salud, el paciente, familias y personas cercanas, tejiendo redes de compañía y solidaridad hacia las personas”, menciona Nunziata Comoretto, oficial de la sección científica en la Academia Pontificia para la Vida (Ciudad del Vaticano).

• Actualmente hay un retraso en el manejo de cuidado paliativos. “A nivel mundial el uso de los cuidados paliativos se proponen de forma tardía, no lográndose el alivio oportuno del sufrimiento de los pacientes de enfermedades terminales. La principal causa es la formación inadecuada sobre los cuidados paliativos en los profesionales de salud y la cultura médica de cada país”, menciona Nunziata Comoretto, oficial de la sección científica en la Academia Pontificia para la Vida (Ciudad del Vaticano).

• El profesional de la salud requiere comprender el sufrimiento humano. Según María Helena Restrepo, Oncóloga clínica, sub-especialista en Dolor y cuidado Paliativo del Hospital Pablo Tobón Uribe, los profesionales de la salud deben hacer un esfuerzo para sensibilizarse con el que sufre, para esto sugiere evaluar no solo las necesidades físicas, sino también todas las dimensiones que dan cuenta de la identidad, miedos, temores y esperanzas en cada paciente y sus familias.

La Facultad Medicina de la Universidad de La Sabana seguirá inmersa en el fomento y divulgación de los Cuidados Paliativos.