Estructura curricular

 

El programa de Maestría en Pedagogía, se ofrece en la modalidad de Profundización. Organiza los saberes y prácticas en dos campos curriculares y tres áreas de formación.

Las metodologías de trabajo están diseñadas de tal manera, que articulan permanentemente la teoría y la práctica pedagógica, para que a partir  de la teoría se cualifique la práctica y por medio de la reflexión e investigación sobre la práctica, se produzca teoría pedagógica.

Busca el desarrollo de la capacidad para ejercer la profesión de educar con autonomía y con alto grado de compromiso personal, científico, profesional y ético. Este campo enriquece y fortalece los conocimientos de la Pedagogía, dominio de reflexión a partir del cual se puede generar conocimiento pedagógico. Esta reflexión se apoya en la elaboración teórica y conceptual sobre los campos y escenarios de la enseñanza y del aprendizaje, los actores, y los ámbitos sociales e institucionales en que tiene lugar la educación.

Está conformado por cuatro énfasis. Los tres primeros se orientan al DESARROLLO DEL PENSAMIENTO en áreas específicas del saber en la educación inicial, básica y media. En consecuencia, el trabajo en estos énfasis se orienta a la comprensión del sentido de las prácticas pedagógicas propuestas para desarrollar el pensamiento. Se centra en el análisis de la influencia y las implicaciones que tienen los contextos de desarrollo y de aprendizaje de los estudiantes y en el diseño de estrategias didácticas que propendan por el desarrollo del pensamiento, contextualizándolas en el conocimiento de la política y las condiciones de las innovaciones educativas.


Los tres énfasis en desarrollo del pensamiento son:

  1. Docencia para el desarrollo del pensamiento lógico verbal. Oralidad, lectura y escritura.
  2. Docencia para el desarrollo del pensamiento matemático.
  3. Docencia para el desarrollo del pensamiento científico.


El cuarto énfasis se ofrece en PEDAGOGÍA UNIVERSITARIA
Se ocupa del análisis de la institución universitaria en el contexto histórico y social, para sustentar la pertinencia y el diseño de estrategias de docencia, que respondan a las demandas de la política de calidad de la Educación Superior tanto en el ámbito nacional como en el internacional. Plantea el desarrollo de la escritura académica, entendida como un proceso epistémico que permite construir conocimiento y apropiarse de la estructura de los saberes discursivos de las disciplinas.

Está orientada al desarrollo de habilidades investigativas y su aplicación al aula, así como de la producción de conocimiento pedagógico.

Ofrece tres líneas de investigación: Docencia para el desarrollo del pensamiento en la infancia y la adolescencia, Prácticas pedagógicas en la educación inicial, básica y media y Pedagogía universitaria.