Rectores que aprenden juntos: un seminario que cambia la forma de dirigir instituciones educativas

Un espacio organizado por la Maestría en Dirección y gestión de Instituciones Educativas que contó con la participación del ganador del Premio Compartir al Gran Rector 2016

De Izquierda a derecha: Dr Javier Bermúdez, director de la Maestría en Dirección Y gestión de Instituciones Educativas. Profesor Rubén Darío Cárdenas, ganador del Premio Compartir al Gran Rector 2016. Mary Simpson, directora de Liderazgo y Desarrollo Escolar de la Fundación Compartir.

El 18 de agosto se realizó el seminario Rectores que Aprenden Juntos. Un espacio organizado por la Maestría en Dirección y gestión de Instituciones Educativas que contó con la participación del ganador del Premio Compartir al Gran Rector 2016 Rubén Darío Cárdenas, director de la institución María Auxiliadora (municipio La Cumbre, Valle del Cauca). 

En este seminario, el profesor Cárdenas compartió sus experiencias como directivo de un plante rural donde combina el aprendizaje en las aulas con el aprendizaje de oficios varios, para aumentar interés de los estudiantes en trabajar por su comunidad. El objetivo del seminario generar conocimiento tácito (know-how), que permitió a los asistentes aprender a interpretar la realidad desde otras perspectivas, así como ampliar su visión para resolver los problemas cotidianos en las instituciones educativas.

El conocimiento experiencial es un activo muy importante para la mejora escolar. Por tanto, si un directivo quiere mejorar, debe adquirir ‘nuevo conocimiento’, es decir, nuevas formas de hacer las cosas. El hecho de observar lo qué hacen otros directivos y compartir, los acerca al nuevo trabajo en red que la sociedad del conocimiento exige. El directivo docente necesita conocer nuevas formas de gestionar la institución educativa, que tengan perspectivas diferentes de las tradicionales, porque la organización cambia permanentemente. Es por ello, que este seminario desarrolló en los asistentes la capacidad para ver desde nuevas perspectivas los problemas en todos los componentes de la organización: directivo, administrativo y financiero, académico, comunitario.

Otro punto a resaltar fue observar porque el modelo tradicional de “manejar” o “dirigir” la institución no está acorde con las nuevas realidades que se viven en su interior ni con las que rodean a estas organizaciones; es necesario que el directivo docente esté en capacidad de “leer” de una forma distinta el cambio social y su impacto en la comunidad educativa, así como también que aprenda de las experiencias exitosas, nuevas formas de resolver problemas de los estamentos sin perder el foco, que es el fin de la educación.