Misión, visión y principios

MISIÓN

El programa de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana forma profesionales integrales, con sólidos fundamentos teóricos y un arraigado sentido de la ética, para desempeñarse en los campos del periodismo y la comunicación pública. Profesionales que, desde una visión cristiana del hombre y del mundo, se comprometen con la promoción del bien común en todos los ambientes sociales y laborales, y que gracias a una amplia formación humanística y en ciencias sociales son capaces de incentivar el diálogo de lo público y la consolidación de una sociedad más justa, solidaria y libre.

El programa de Comunicación Social y Periodismo, en concordancia con el Proyecto Educativo Institucional, forma a profesionales con sentido crítico, capaces de poner en una perspectiva correcta y justa la realidad social y la acción comunicativa del hombre en la sociedad, guiados por el amor a la verdad, principio fundamental del recto actuar.

VISIÓN

El Programa de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana será reconocido como uno de los mejores de Hispanoamérica por su aporte y contribución en la formación de comunicadores sociales y periodistas humanistas con rigor académico, quienes desde su ejercicio profesional ayuden a la conformación de una sociedad más justa, solidaria y libre.

El Programa de Comunicación Social y Periodismo proyecta su futuro a partir de una rigurosa y constante revisión de las profundas y dinámicas transformaciones de la profesión, aceleradas en buena parte por la tecnología, así como de un holístico análisis de los contextos, y las necesidades de sus ciudadanos, en los ámbitos internacionales, nacionales, regionales y locales. El futuro que formula, afirma su tanto su misión como sus propósitos a mediano y largo plazo.

PROPÓSITOS

a. Ofrecer una robusta formación humanística y en ciencias sociales que facilite el desarrollo de criterio para entender la realidad social y al hombre mismo, con sentido antopológico-filosófico. 

b. Entregar las herramientas teóricas al profesional en formación para que desarrolle un pensamiento analítico y complejo que le ayude a formular lecturas integrales de los contextos que le rodean (históricos, ideológicos, económicos, políticos, entre otros).

c. Desarrollar altamente las habilidades de lectura crítica, comunicación escrita y argumentación para que el profesional en formación sea un usuario competente-experto de la lengua castellana y pueda elaborar un discurso claro, conciso y preciso, de manera tanta escrita como oral.

d. Formar en los principales fundamentos científicos para el estudio de la comunicación, los cuales permitan a los estudiantes comprender la naturaleza humana y social de la comunicación y su evolución conceptual. Esta fundamentación debe llevar a los estudiantes a formularse preguntas pertinentes sobre su futura profesión y los diversos espacios de su ejercicio.

e. Involucrar a los estudiantes en una cultura de investigación, a través del aprendizaje por descubrimiento, para que sean capaces de identificar problemas de comunicación y formulen a partir de estos proyectos de investigación social.

f. Estimular el interés del profesional en estudiar la esfera pública y comprender su funcionamiento. Ello para que, luego, asuma su papel como gestor de la opinión pública. Y, además, identifique su papel como comunicador-periodista dentro de las organizaciones públicas, privadas y del tercer sector.

g. Formar en criterio al periodista para que escudriñe y discierna entre lo falso y engañoso y los hechos ciertos en aras de promover la búsqueda de la verdad. Al periodista le compete orientar a la ciudadanía y ofrecerle información verificada para que actúe en libertad. 

h. Instruir en lenguajes y narrativas periodísticas para que se adquiera la destreza de producir diferentes contenidos, con sentido ético y estético, para luego ser distribuidos a través de diferentes plataformas y canales.

i. Potenciar el uso de una lengua extranjera, en este caso el inglés. La formación en ello abre las posibilidades de acceder a una educación profesional con visión internacional, a la movilidad y al crecimiento transcultural.

j. Concienciar sobre la función social de la comunicación y la actitud ética del comunicador-periodista en cualquiera de sus escenarios de acción para que ejerzan su profesión como agentes de desarrollo social y promotores del bien común.