Misión, visión y principios

MISIÓN

La carrera de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana forma profesionales integrales, con sólidos fundamentos teóricos y un arraigado sentido de la ética, para desempeñarse en los campos del periodismo, la comunicación organizacional, la comunicación para el desarrollo y la comunicación política.

Profesionales que, desde una visión cristiana del hombre y del mundo, se comprometen con la búsqueda de la verdad y del bien común en todos los ambientes sociales y laborales y que gracias a una amplia formación humanística y en ciencias sociales son capaces de promover el diálogo de lo público y la consolidación de una sociedad más justa, solidaria y libre.

El Programa de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana, en concordancia con el PEI, forma profesionales de la comunicación social y el periodismo con criterio, capaces de poner en perspectiva correcta y justa la realidad social y la acción comunicativa del hombre en la sociedad, guiados por el amor a la verdad, principio fundamental del recto actuar.

VISIÓN

La visión de la carrera de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana es la de ser reconocido como el mejor en Hispanoamérica por su aporte y contribución en la formación de comunicadores sociales y periodistas humanistas con rigor académico, quienes desde su ejercicio profesional puedan ayudar a la conformación de una sociedad más justa y libre. 
La carrera de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana proyecta su futuro teniendo como punto de partida su realidad interna y las fuerzas externas que gravitan en el presente. El futuro que formula afirma su misión y expresa sus fines y aspiraciones a mediano y largo plazo, así como la manera como espera ser reconocido.

La verdad como fundamento para el correcto ejercicio de la profesión del comunicador social y periodista

La búsqueda de la verdad es el primero de los hábitos propios del comunicador social y periodista, abarca la totalidad de los ámbitos de la realidad social en que se desenvuelve el ser humano. El comunicador social y periodista se debe distinguir por su apertura a todas las realidades humanas, por el respeto a los hechos y por la superación de los prejuicios y presiones que le impiden la visión correcta del mundo.

La búsqueda de la verdad abarca también el campo de la teoría y la filosofía de la comunicación por lo cual es indispensable el diálogo sin restricciones de escuelas, opiniones o pensamientos.

La libertad de enseñanza, aprendizaje, investigación y cátedra, dentro de las exigencias de la verdad y del bien común y en el marco de la rigurosidad científica y de la responsabilidad moral tanto personal como social.

La inspiración cristiana del hombre y del mundo

El programa de  comunicación social y periodismo en consonancia a la inspiración cristiana y del mundo deberá velar por:

  • El respeto a la libertad de las conciencias y el fomento al ejercicio de la libertad responsable manifiesta en la coherencia de pensamiento, palabra y acción.
  • La justa convivencia y la cooperación entre los hombres, siempre ordenada hacia el bien común.
  • El respeto a la dignidad trascendente de la persona.
  • La defensa incondicional a la vida humana.
  • La promoción de la familia como institución primaria de la sociedad.
  • La realización del trabajo y del estudio como medios de perfeccionamiento personal y social de crecimiento y trascendencia del hombre.
  • La vigencia de una actitud positiva y optimista ante el mundo, es decir, el reconocimiento de la dimensión creada del orden físico y natural y de su providencial ordenación al ser y al obrar del hombre.
  • El respeto por la conservación y el buen uso de la naturaleza.

Ejercicio responsable de la libertad de expresión y del derecho a la información

Desde el reconocimiento de la dignidad y de la libertad humanas el comunicador social y periodista de la Universidad de La Sabana ejerce la comunicación con responsabilidad social. Promueve el derecho que

tienen los ciudadanos a ser informados, ejerce su propio derecho a acceder a la información y cumple con su deber de difundirla. Asume con responsabilidad las libertades de expresión, opinión e información; permite el diálogo, respeta la discrepancia y defiende los valores.

La ética configura la acción del comunicador social y periodista

La ética profesional se fundamenta en la ética personal que exige el crecimiento y el ejercicio armónico de las virtudes intelectuales y morales. El buen comunicador social y periodista, para serlo, ha de ser un hombre íntegro, que obra con rectitud y que es competente profesionalmente.

La comunicación social y el periodismo al servicio de la justicia, la solidaridad y la paz

El comunicador social y periodista como sujeto del conocimiento se convierte en mediador del diálogo social y promotor de la democracia. Ha de trabajar en equipo y ser solidario; con la comunicación de los hechos debe ejercer la justicia en lo que le obliga y contribuir a la paz y a la justicia social.