El Ejército continúa siendo ficha clave para consolidar la paz

El comandante general del Ejército Nacional, el general Alberto José Mejía, compartió con la comunidad universitaria la forma en que se ha comunicado el cambio de doctrina del Ejército, tras la firma del acuerdo de paz con las Farc.

El Comandante general del Ejército fue recibido por el rector de la Universidad, Obdulio Velásquez Posada; el vicerrector de Proyección y Desarrollo, Mauricio Rojas Pérez; el decano de la Facultad de Comunicación, Manuel González, y la directora de Comunicación Institucional, Adriana Guzmán.

“Nuestro país siempre va a necesitar un Ejército que proteja sus intereses. La gente cree que porque se firmó el proceso de paz, ya hay que acabar con él, pero hacerlo traería consecuencias terribles para Colombia”, aseguró su comandante, el general Alberto José Mejía, durante la XIV Semana de la Comunicación. El viernes 27 de octubre, dictó una conferencia dirigida a toda la comunidad universitaria, en la cual compartió la experiencia del Ejército en la comunicación de su nueva doctrina, tras haberse firmado el acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc.

“Todavía persisten amenazas que se nutren del narcotráfico, así como grupos que emplean técnicas guerrilleras y que hoy en día han encontrado un arma también peligrosa para nuestro país: la minería ilegal”, comenta el Comandante. Es por eso que el Ejército se ha transformado para continuar en búsqueda de la paz, objetivo que, de acuerdo con el General, orienta su labor. “Estamos cambiando nuestra estructura organizacional, nuestra doctrina, entrenamiento, nuestras tecnologías, el modo en que nos mostramos ante los colombianos y toda la forma en que nos proyectamos al futuro para cumplir con nuestra misión”, concluyó.

Esa transición está basada en cuatro grandes campañas. La primera de ellas fue bautizada como Victoria, que busca estabilizar y consolidar los territorios afectados por el conflicto, manteniendo la protección del Ejército y buscando la participación del Estado, así como previendo la acción de grupos armados como el ELN o el EPL.

El segundo de los planes, Transición a la paz, consiste en facilitar y garantizar la concentración de las Farc, la entrega de sus armas y el proceso de desmovilización colectiva. “Es una misión que nos hace sentir como hombres de honor porque sabemos que ganamos la victoria militar contra un enemigo que decidió plantearse una nueva estrategia: ir por el camino político y no el de las armas”, aseguró el general Mejía.

La tercera campaña está relacionada con un plan para proteger la soberanía nacional, y la cuarta, de Transformación del Ejército, busca que ese grupo pueda anticiparse a los cambios que puedan haber en las tácticas del enemigo.

Todos estos planes están basados en la necesidad de enfrentar con efectividad “los retos y desafíos que tenemos ante nosotros, los cuales debemos enfrentar con valor, con coraje y unidos”, aseguró el Comandante.

Ese espíritu, así como las acciones del Ejército Nacional, son apoyadas por su Dirección de Comunicaciones Estratégicas. De acuerdo con el General Mejía, contar con 120 emisoras radiales, un equipo robusto de periodistas en medios de comunicación audiovisual y el manejo estratégico de las redes sociales, ha contribuido a fortalecer la imagen del Ejército dentro y fuera del país.