Retos, verdades y propósitos de los nuevos líderes para los nuevos tiempos

A "LAMS 2019", organizado por INALDE Business School, asistieron presidentes y gerentes de importantes empresas del país, quienes a través de conferencias y debates vivieron diversas experiencias en dos días llenos de aprendizajes y networking.

Los retos de los líderes de hoy y cómo afrontar la ola de la Cuarta Revolución Industrial fueron algunos temas que se discutieron durante el “Latin American Management Seminar – LAMS 2019: Los retos del líder 4.0, nuevos líderes para los nuevos tiempos”, organizado por INALDE Business School. Al evento asistieron presidentes y gerentes generales de importantes empresas del país, quienes vivieron diferentes experiencias en dos días llenos de aprendizajes y  networking,  a través de conferencias, discusiones de casos y paneles.

El primer día,  Rohit Deshpande, profesor de Harvard Business School, presentó el caso: “Apple: privacidad vs. seguridad”. Por su parte,  Ernesto Barrera, profesor de INALDE Business School, presentó el caso: “Claro: transformación digital”. Asimismo, Alejandro Moreno Salamanca, director general de INALDE, fue entrevistado por el diario La República, medio que trasladó su sala de redacción a las instalaciones de INALDE. Alejandro habló acerca de la revolución 4.0 en las empresas y resaltó: “Tenemos la posibilidad de competir en las habilidades humanas y no tecnológicas. Creemos firmemente que las habilidades de la dirección general de las empresas son plenamente humanas”. 

En el panel: “Anticipación a los cambios de comportamiento”, Julio Rojas Sarmiento, chief financial ofificer (CFO) del Banco de Bogotá; Patricio Espinosa, presidente de IBM y Agostinho Almeida, director del Centro para la Cuarta Revolución Industrial, resaltaron que los líderes 4.0 deben adaptarse a las nuevas tendencias y “empaparse” del mundo.

En el segundo día de “LAMS 2019”, se llevó a cabo el Foro del diario La República en el Auditorio Monseñor Álvaro del Portillo del edificio Ad Portas de la Universidad de La Sabana. El director del diario, Fernando Quijano, introdujo el foro e invitó a los más de 400 asistentes a escuchar ideas disruptivas, a entender las nuevas formas de ver las cosas y, por supuesto, a aprovechar un tiempo de estudio y conocimientos. 

Fernando Carrillo, procurador general de la nación, inició el foro con la conferencia: “Los retos éticos del nuevo líder empresarial” e invitó a los empresarios y directores de las grandes organizaciones del país a combinar el liderazgo con la ética.

Por otra parte, Carlos Zenteno, presidente de Claro; Alejandro Moreno, director general de INALDE Business School; Sandra Díaz Hoyos, presidente de Smart Network Solutions y líder de la industria de la tecnología, fueron los ponentes del primer panel: “La revolución 4.0 ¿nuevo tejido empresarial?”, y discutieron acerca de aquellas características que un líder de la cuarta revolución industrial no debe dejar a un lado.

Los invitados al segundo panel: “¿Cómo triunfar en el exterior?: Ideas innovadoras”: Mauricio Hoyos, creador de Puntored y jurado de Shark Tank Colombia; Diego Tovar, presidente ejecutivo de Everis Colombia; Alejandro Olaya, gerente de innovación y emprendimiento de la ANDI; Felipe Hurtado, CEO de Vika Solutions, dialogaron acerca de las nuevas tendencias, los emprendimientos y sus líderes, y la importancia de siempre pensar en grande, sin aquellas barreras que dificultan el proceso de transformación en las organizaciones.

En el último panel de LAMS, los protagonistas fueron María Claudia Rey, gerente general de ARUS; Marco Casarín, presidente de Microsoft Colombia y Bernardo Serrano, presidente de AXA Colpatria. Los panelistas resaltaron la importancia de reinventarse día a día y de entender lo que las diferentes generaciones pueden aportar a las organizaciones.

“LAMS 2019 ” fue un espacio lleno de aprendizajes, reflexión, experiencias y  networking.  Jorge Iván Gómez, profesor y director académico de INALDE, concluyó que “los líderes tienen que experimentar, probar, aprender, medir y volver a la realidad; esto implica más riesgo y más capacidad de probar cosas con los equipos de trabajo”. Y determinó que “debemos ser prudentes, pues el directivo prudente es el que ve la realidad, la juzga y luego actúa”.