El reto más importante para los venezolanos será reconciliar el país

Humberto Calderón Berti, embajador de Venezuela en Colombia, designado por el presidente interino Juan Guaidó, estuvo en La Sabana en el evento “Venezuela en crisis”, organizado por la Maestría en Derecho Internacional.

Se calcula que cerca de 4 millones de venezolanos han dejado su país; 1.174.743 residen hoy en Colombia. De acuerdo con el Ministerio de Relaciones Exteriores (2019), 72.352 de ellos tienen cédula de extranjería, es decir, el 94% restante tienen permisos especiales de permanencia o están en proceso de regularización, puesto que superaron el tiempo de permanencia o ingresaron sin autorización.

Ante esta realidad, Humberto Calderón Berti, embajador de Venezuela en Colombia, designado por el presidente interino Juan Guaidó, expresó: “Colombia ha sido el país más solidario con nosotros. El hecho de haber acogido a más de un millón de venezolanos no es fácil. Algunos se han insertado bastante bien; sin embargo, todavía hay muchos en una situación precaria en cuanto a los medios de vida.En eso se está trabajando. La solución es que se logre un cambio en Venezuela y se instaure un sistema democrático para que ellos regresen. La idea no es que se queden aquí”.

El regreso de millones de venezolanos dependería de una transición, que, aunque no se sabe cuándo podría suceder, comenzaría con unas elecciones libres y un cambio de gobierno, como indicó el doctor José Guanipa, durante la Franja Jurisabana “Venezuela en crisis”, organizada por la Maestría en Derecho Internacional.

Cristian Rojas, director de programa de Ciencias Políticas, explica que la transición es un proceso que implica la transformación del régimen político en su totalidad: no solo cambia el gobierno, sino también las reglas y los mecanismos de participación y de competencia política.

Por su parte, Ani de la Quintana, doctora en Ciencias Políticas y panelista en el evento, agregó que las transiciones no son fáciles, dado que no tienen una receta que garantice el cambio. Así, son muchos los retos que vienen para la nación vecina. Durante el conversatorio, Calderón Berti dijo que su país está desecho y que, más allá de una reconstrucción de los sistemas de electricidad, salud, economía e infraestructura, será necesario reconstruir a los venezolanos moral y éticamentepara superar todo lo malo que han vivido.

Por su parte, el profesor José Benjamín Rodríguez Iturbe expresó que el presidente que asuma el mandato después del régimen actual vivirá un viacrucis, puesto que la reestructuración del país será difícil.

Calderón Berti, en entrevista con este medio, expresó que “el asunto que nos queda es la postura de algunos oficiales de las Fuerzas Armadas, sobre todo de la cúpula. Se les ha hecho el llamado para que se pongan del lado de la Constitución, lo que permitirá que la transición sea pacífica y que quienes participen en el proceso reciban amnistía. Estamos a la espera de que en cualquier momento se logre el cambio”. El reto más importante para los venezolanos será reconciliar el país, dado que, como dijo el doctor Rodríguez Iturbe: “En nuestra generación podíamos ser contradictores, pero no enemigos. Chávez nos volvió enemigos”.