Capítulos XV - XIX

CAPÍTULO XV

DE LOS DERECHOS Y DE LAS OBLIGACIONES DE LOS ESTUDIANTES

 

ARTÍCULO 99.  DERECHOS DE LOS ESTUDIANTES.  Son derechos del estudiante:

a)    Recibir una formación integral, que incluya una adecuada preparación profesional y cultural, y una asesoría académica personal por parte de los profesores. Todo estudiante tendrá derecho a solicitar y obtener dicha asesoría, a cargo de un profesor sugerido por él o designado en su defecto por el Director de Estudiantes.  Igualmente, podrá pedir el cambio de asesor, cuando lo considere conveniente. 
b)    Recibir un tratamiento respetuoso por parte de la comunidad universitaria.
c)    Recibir todas las actividades académicas que comprendan el entero pénsum del respectivo período académico.
d)    Utilizar los recursos físicos de la Universidad para su educación y bienestar, dentro de las reglamentaciones establecidas.
e)    Disfrutar de los servicios de bienestar estudiantil que la Universidad le brinda, de conformidad con sus reglamentos.
f)     Conocer oportunamente el resultado de las evaluaciones académicas que le sean practicadas.
g)    Ser atendido y obtener respuesta oportuna, en las solicitudes que presente ante las autoridades de la Universidad.  
h)    Ser oído en descargos e interponer, según proceda, los recursos de reposición y apelación, en el caso de procesos disciplinarios. 
i)      Participar en el gobierno de la Universidad y de la Facultad, Instituto o Unidad Académica de carácter especial, de conformidad con los Estatutos y reglamentos.
j)      Disentir, expresando sus ideas y críticas de modo respetuoso. 
k)    Participar de todos los programas culturales, informativos, de discusión de problemas nacionales, etc., que organice la Universidad.
l)      Ser respetado en sus creencias y opiniones.
m)   Conocer el presente Reglamento y demás normas académicas que regulen su condición de estudiante de la Universidad.
ARTÍCULO 100. DEBERES DE LOS ESTUDIANTES.  Son deberes del estudiante:
a)    Acatar las normas del Estado, de la Universidad y los principios de la moral cristiana.
b)    Cumplir con todas las obligaciones inherentes a su calidad de estudiante de la Universidad.
c)    Dar un trato respetuoso a las autoridades académicas, profesores, condiscípulos y demás miembros de la comunidad universitaria y respetar sus ideas y conducta, absteniéndose de ejercer actos de discriminación política, racial, religiosa o de otra índole. 
d)    Cumplir los estatutos, reglamentos y demás normas de la Universidad y de las instituciones con las que ella suscriba convenios.
e)    Respetar las opiniones y puntos de vista de los demás miembros de la comunidad universitaria.
f)     Concurrir con puntualidad a las clases y a las demás actividades académicas a las que se compromete por su condición de estudiante y cumplir con las evaluaciones establecidas por sus profesores, tanto en la Universidad, como en los recintos de las instituciones a través de las cuales ella  complementa la formación que imparte.
g)    Tener una conducta regida por la cordialidad, el buen trato, los buenos modales, usando el vocabulario apropiado y llevando una presentación personal acorde con su condición de universitario, tanto en la Universidad, como en los recintos de las instituciones a través de las cuales ella   complementa la formación que imparte.
h)    No introducir, portar, ni consumir licor, narcóticos o sustancias estimulantes, ni promover su consumo dentro o fuera de la Universidad, como tampoco presentarse a ella o en las Instituciones con las cuales se suscriban convenios, bajo el efecto de estas sustancias.
i)      Abstenerse de portar armas, a menos que se tenga salvoconducto oficial y autorización de la  Universidad.
j)      Preservar, cuidar y mantener en buen estado las edificaciones, muebles, equipos y demás materiales que la Universidad y los recintos de las instituciones a través de las cuales ella complementa la formación que imparte, le ofrece para su formación personal y profesional y responsabilizarse por los daños que en ellos ocasione.
k)    Abstenerse de impedir o dificultar el acceso y el desarrollo de las clases.
l)      No fumar ni consumir alimentos en los salones de clase, ni en otros recintos cerrados y distintos de los destinados para estos efectos.
m)   Asistir puntualmente a todas las sesiones de clase, someterse a las pruebas y evaluaciones establecidas por sus profesores y dedicar al estudio y a la lectura las horas necesarias.
n)    Representar dignamente a la Universidad en los eventos y actividades para los cuales sea designado.
o)     Pagar oportunamente las obligaciones económicas que se generen por su calidad de estudiante.
p)     No realizar actividades comerciales dentro de la Universidad sin la debida autorización de la respectiva Unidad Administrativa.

 

CAPÍTULO XVI

ASESORÍA ACADÉMICA PERSONALIZADA

 

ARTÍCULO 101. DE LA NATURALEZA DE LA ASESORÍA ACADÉMICA PERSONALIZADA. La Asesoría Académica es un servicio que ofrece la Universidad a todos los estudiantes y forma parte esencial del proceso educativo, como estrategia formativa, para adecuar la tarea educativa que realiza la Universidad, a las características personales de cada estudiante, en sus diferentes dimensiones y manifestaciones: intelectual, psico-afectiva, ética, familiar, social y espiritual, con el fin de ayudarlo a configurar su proyecto personal de vida, es decir, aprovechando para ello todos los medios que le ofrece la Universidad.

La Asesoría Académica busca personalizar el proceso educativo a través de la relación de ayuda entre un profesor y un estudiante.  El Asesor Académico es un profesor que cuenta con un conjunto de actitudes y conocimientos, que le permiten guiar al alumno a lo largo de su vida universitaria y ayudarlo a configurar su proyecto personal.

ARTÍCULO 102. DEL DERECHO DE LA ASESORÍA ACADÉMICA PERSONALIZADA: La Asesoría Académica Personalizada es un derecho de todo estudiante, derecho que puede ejercer libremente a lo largo de su programa académico. No obstante lo anterior, la Asesoría Académica Personalizada será preceptiva:  

a)  Para el estudiante de los tres primeros períodos académicos en donde ésta ocupa un lugar de primordial importancia por lo que significa el paso del colegio a la vida universitaria.

b)  Para el estudiante en período de prueba, quien deberá acreditar la asesoría académica durante el período para considerarlo válido.

c)  Para el estudiante cuyo estado académico obedezca a situaciones disciplinarias, administrativas, y aquellas otras que la Universidad y la Facultad, Instituto o Unidad Académica de carácter especial, considere pertinentes reforzar para su adecuada formación académica, profesional y humana.

d)  Para el estudiante admitido por transferencia interna o transferencia externa.

ARTÍCULO 103. DEL DESARROLLO DE LA ASESORÍA ACADÉMICA PERSONALIZADA. La Universidad considera un deber suyo, emanado de su Misión Institucional, poner todos los medios para que el estudiante pueda acceder oportuna y regularmente a la Asesoría Académica Personalizada, y para que se constituya en parte inseparable de todo proceso educativo que pretenda ayudar al desarrollo integral del estudiante respetando su singularidad e irrepetibilidad.

CAPÍTULO XVII

DE LA PARTICIPACIÓN ESTUDIANTIL

 

ARTÍCULO 104. DE LA NATURALEZA DEL GOBIERNO DE LA UNIVERSIDAD.  El gobierno de la Universidad sigue los principios de colegialidad y participación de los diversos miembros de la comunidad universitaria, a través de los órganos establecidos en el marco estatutario y reglamentario que la rigen.

ARTÍCULO 105. PARTICIPACIÓN ESTUDIANTIL: La presencia de los estudiantes en el quehacer de la Universidad, hace parte de la tarea educativa de formación de individuos íntegros, conscientes de sus compromisos personales y comunitarios, para que ejerzan el derecho de participación, de manera responsable, de conformidad con las normas y reglamentos, y que contribuyan con su actitud a propiciar y fomentar el respeto por la persona humana y su individualidad. 

ARTÍCULO 106. DE LAS CALIDADES DE LOS CANDIDATOS A REPRESENTANTES DE LOS ESTUDIANTES.  Modificado por la Resolución 530 del Consejo Superior, Art. 19. Los estudiantes que aspiren a representar a sus compañeros ante los órganos de gobierno de la Universidad deberán reunir las siguientes condiciones:

a)   Tener un promedio acumulado en el Programa igual o superior a 3.8.

b)   No haber incurrido en período de prueba o haber sido objeto de sanciones distintas de la de amonestación. 

ARTÍCULO 107. PERÍODO DE LA REPRESENTACIÓN. Los representantes estudiantiles, con sus respectivos suplentes personales, serán nombrados para períodos anuales, a partir de las fechas definidas para cada período, sin perjuicio de que las entidades nominadoras puedan reemplazarlos en cualquier momento.  Estos estudiantes y sus suplentes no podrán ser reelegidos.

PARÁGRAFO: En caso de ausencia reiterada de tres (3) o más sesiones del estudiante representante, o del retiro del estudiante titular de la representatividad, el respectivo órgano de gobierno de la Universidad oficializará su sustitución, por el suplente o el nombramiento de un nuevo designado, de lo cual se dejará constancia.

ARTÍCULO 108. DE LAS RESPONSABILIDADES DE LOS REPRESENTANTES DE LOS ESTUDIANTES. Los representantes elegidos por los órganos de la Universidad y por sus compañeros tendrán las siguientes responsabilidades:

a)      Asistir, cuando se le convoque, a las reuniones ordinarias y extraordinarias de los respectivos Consejos en los cuales tienen representación.

b)      Trasmitir al Consejo en el cual tienen participación, de manera respetuosa y fundamentada, las observaciones y peticiones de los estudiantes.

c)      Representar con eficiencia a la comunidad estudiantil manifestando en sus actitudes y tareas su compromiso con los ideales de la Universidad.

ARTÍCULO 109. DE LA ORGANIZACIÓN DE GRUPOS ESTUDIANTILES RECONOCIDOS POR LA UNIVERSIDAD. Para el desarrollo de actividades académicas, de investigación, proyección social y bienestar universitario, que permitan promover la formación de los estudiantes, la ampliación de sus intereses y el desarrollo de sus habilidades y cualidades, la Universidad podrá autorizar la conformación de grupos   estudiantiles, los cuales estarán orientados por los directivos de las Unidades en las cuales participen y por las normas que se contemplen al respecto.

ARTÍCULO 110. DE LAS DISTINCIONES DE LOS ESTUDIANTES REPRESENTANTES.  Los representantes estudiantiles en los órganos de gobierno de la Universidad o de su participación en otros grupos de participación estudiantil reconocidos por la Universidad, ejercerán su cargo de manera honorífica pero se les hará un reconocimiento de tal hecho en su hoja de vida.

CAPÍTULO XVIII

DEL RÉGIMEN DISCIPLINARIO

 

ARTÍCULO 111. FALTAS GRAVES.  Modificado por la Resolución 530 del Consejo Superior, Artículos 20  y 28. Constituyen faltas graves:

a)    Las conductas graves y públicas contra la fe y la moral cristianas, las instituciones, las leyes, los estatutos, reglamentos y demás normas de la Universidad.

b)    Las ofensas de palabra o de obra contra cualquier otra persona, o convicción religiosa o contra el buen nombre de la Universidad.

c)    El fraude, o su intento, en las evaluaciones académicas y trabajos, ya sea individual o en colaboración de otros para su ejecución. Se entiende por fraude toda conducta del estudiante contraria a la verdad encaminada a engañar al profesor, con intención de obtener un provecho personal o ajeno.

d)    Impedir el acceso a las clases, dificultar el desarrollo de las mismas u obstaculizar la enseñanza, la investigación o la marcha académica y administrativa de la institución, tanto en la Universidad, como en los recintos de las instituciones a través de las cuales ella  complementa la formación que imparte.

e)    Introducir, portar, consumir o distribuir en cualquier forma, tanto en la Universidad, como en los recintos de las instituciones a través de las cuales ella complementa la formación que imparte, estupefacientes, licores y elementos que, en alguna manera, deterioren física o intelectualmente a las personas, o estimular su consumo.

f)     Portar armas dentro de la Universidad, fuera del supuesto previsto en el literal “i” del Artículo 100.

g)    Asistir a la Universidad o a los recintos de las instituciones a través de las cuales ella  complementa la formación que imparte, en estado de embriaguez o bajo la acción de estupefacientes o alucinógenos.

h)    Ocasionar intencionalmente daños en las edificaciones, equipos y demás bienes patrimoniales de la Universidad o de los recintos de las instituciones a través de las cuales ella  complementa la formación que imparte

i)      Utilizar indebidamente el nombre de la Universidad.

j)      Reincidir en faltas calificadas como leves por el Consejo de Facultad.

k)    Incitar o inducir a otros a cometer cualesquiera de las faltas indicadas en los literales de este Artículo.

l)      El uso indebido de las tecnologías de información y comunicación con incumplimiento de las políticas de la Universidad para el uso de Internet, del correo electrónico y demás servicios asociados.

REGLAMENTACIÓN No. 56. POR LA CUAL SE ACTUALIZA LA POLÍTICA DE SEGURIDAD DE LA INFORMACIÓN EN LA UNIVERSIDAD.

m)   Adicionado por la Comisión de Asuntos Generales del Consejo Superior, Acta 1521. Realizar actividades comerciales dentro del Campus o en las instituciones con las cuales se suscriban convenios, sin la respectiva autorización de la unidad competente de la Universidad.

ARTÍCULO 112. FALTAS LEVES.  Constituyen faltas leves las violaciones en materia no grave de los deberes del estudiante señalados en el Artículo anterior.

ARTÍCULO 113. CRITERIOS PARA LA CALIFICACIÓN DE LAS FALTAS.  Para calificar de grave o leve una falta, la Universidad tendrá en cuenta los siguientes criterios:

a) La naturaleza de la falta y sus efectos de escándalo, mal ejemplo, daños y perjuicios.

b)  El grado de participación en la comisión de la falta y las circunstancias agravantes o atenuantes.

c)  Los antecedentes disciplinarios del estudiante.

ARTÍCULO 114. DE LAS CLASES DE SANCIONES.  

a)    PARA FALTAS CALIFICADAS COMO LEVES:

  • Retiro del aula: La aplicará el profesor cuando el estudiante trastorne el orden de la clase.  En este caso se anotará al estudiante falta de asistencia a dicha clase.
  • Amonestación verbal.  La hará cualquiera de los directivos de la Facultad, o el profesor de la asignatura en que se produjo la falta.
  • Amonestación escrita.  La hará el Director del Programa.
  • Suspensión temporal en una o varias materias. La aplicará la Comisión de Facultad, de Instituto o de Unidad Académica de carácter especial.

b)  PARA LAS FALTAS CALIFICADAS COMO GRAVES:

  • Matrícula condicional. La aplicará el Consejo de Facultad, de Instituto o de Unidad Académica de carácter especial y regirá para el resto del período en el cual el estudiante cometió la falta.
  • Matrícula condicional y cero cero (0.0) en una o varias materias dependiendo del caso. La resolverá el Consejo de Facultad de Instituto o de Unidad Académica de carácter especial.
  • Pérdida del derecho a renovar la matrícula. La aplicará el Consejo de Facultad de Instituto o Unidad Académica de carácter especial.
  • Cancelación de la matrícula en el período académico que cursa, y renovación al semestre siguiente. La aplicará el Consejo de Facultad, de Instituto o Unidad Académica de carácter especial.
  • Cancelación de la matrícula en el periodo académico que cursa y no renovarla el siguiente período.  La impondrá el Consejo de Facultad, de Instituto o Unidad Académica de carácter especial.
  • Cancelación definitiva de la matrícula.  La determinará el Consejo de Facultad, de Instituto o Unidad Académica de carácter especial
  • Expulsión de la Universidad. La impondrá el Consejo de Facultad, de Instituto o Unidad Académica de carácter especial 
  • En los casos de cancelación de la matrícula, cualquiera que sea su motivo, o de expulsión de la Universidad, no habrá lugar a devolución de las sumas pagadas, ni se expedirá ningún certificado por el período correspondiente.

ARTÍCULO VIGÉSIMO NOVENO RESOLUCIÓN 530 DEL CONSEJO SUPERIOR. PARÁGRAFO. Si la sanción impuesta a un estudiante que terminó los créditos académicos correspondientes a su plan de estudios, y que adelanta el cumplimiento de otros requisitos para graduarse,  es la de expulsión o cancelación de  matrícula y no renovación en el siguiente período, esta sanción tendrá las siguientes características:

a. Si es sanción de expulsión el estudiante perderá el derecho  a obtener su título.

b. Si la sanción es de cancelación de matrícula y no renovación en el siguiente período, se entenderá esta sanción como una suspensión de hasta dos períodos académicos para poder graduarse.

ARTÍCULO 115. DERECHO DEL ESTUDIANTE A SER OÍDO.  Modificado por la Resolución 530 del Consejo Superior, Art. 21. Antes de la aplicación de la sanción respectiva, con excepción de la de Retiro del Aula, el estudiante tiene derecho a ser oído ante dos personas integrantes de la Comisión de Facultad, de Instituto o de Unidad Académica de carácter especial, antes de que el Director del Programa, la Comisión de Facultad o el Consejo de Facultad, de Instituto o de Unidad Académica de carácter especial, según el caso, impongan la sanción.  Después de haber sido oído, el estudiante podrá presentar por escrito sus descargos ante la Facultad, Instituto o Unidad Académica de carácter especial, dentro de los tres (3) días hábiles siguientes a la comunicación en que se le informa la presunta comisión de la falta.

ARTÍCULO 116. NOTIFICACIÓN DE LAS SANCIONES. Las sanciones se notificarán por escrito, de manera personal al estudiante, dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a su expedición. Si transcurrido este lapso la notificación no ha podido efectuarse por ausencia del estudiante o por cualquier otra causa, se le enviará por correo a la última dirección que tenga registrada en la Universidad, con copia a los padres o acudientes, con lo cual se entenderá debidamente surtida dicha notificación. En este caso, el término indicado en el artículo anterior y en el siguiente se aumentará al doble.

ARTÍCULO 117. RECURSO DE REPOSICIÓN.  Contra las sanciones de amonestación escrita, suspensión temporal en una o varias materias y matrícula condicional, procede el recurso de reposición ante la autoridad académica que en la Facultad, Instituto o Unidad Académica de carácter especial, haya aplicado la sanción. Para la procedencia del recurso, el estudiante sancionado deberá interponerlo por escrito, dentro de los tres (3) días hábiles siguientes a la notificación de la sanción.

ARTÍCULO 118. RECURSO DE APELACIÓN.  Contra todas las sanciones   procede el recurso de apelación ante la Comisión de Asuntos Generales o el órgano que haga sus veces, y que tenga asignada esta función.

Este deberá interponerse por escrito en la Secretaría Académica de la Facultad, de Instituto o de Unidad Académica de carácter especial, dentro de los cinco (5) días hábiles siguientes a la notificación de la sanción.

PARÁGRAFO PRIMERO: EFECTO DE LA APELACIÓN.  Se suspenderá la aplicación de la sanción respectiva mientras la Comisión del Consejo Superior o el órgano que haga sus veces resuelve el recurso de apelación.  Cuando se trate de expulsión o de cancelación de matrícula, estas sanciones se aplicarán de inmediato, pero en caso de revocatoria de la decisión, la Universidad pondrá los medios para subsanar el prejuicio académico sufrido por el alumno.

En caso de falta flagrante y grave, la sanción podrá ser aplicada en forma inmediata y provisional por la Facultad, Instituto o Unidad Académica de carácter especial, pero el estudiante podrá hacer sus descargos y ejercer el recurso de apelación correspondiente.

PARÁGRAFO SEGUNDO: CONSULTA PARA EL CASO DE EXPULSIÓN.  La sanción de expulsión de la Universidad debe ser en todo caso consultada con la Comisión de Asuntos Generales o el órgano que haga sus veces, de que habla el primer párrafo de este Artículo, cuando el estudiante no haya hecho uso del recurso de apelación dentro del término fijado.

ARTÍCULO 119. PÉRDIDA DE INVESTIDURA. Si el estudiante sancionado por una falta es representante de sus compañeros en algunos de los cargos fijados por la Universidad, o es monitor de alguna asignatura, perderá dichas investiduras por el solo hecho de haber sido sancionado.

CAPÍTULO XIX

DE LAS DISTINCIONES

 

ARTÍCULO 120. DE LOS ESTÍMULOS ACADÉMICOS.  De conformidad con las políticas determinadas por el Consejo Superior de la Universidad, se exaltará el mérito de aquel estudiante que se destaque en los campos de la investigación, resultados académicos, creatividad y en otras actividades de interés para la Universidad, otorgándole la respectiva distinción, consistente en publicación de artículos, trabajos, candidaturas a becas y cursos en el exterior, entre otros.

ARTÍCULO 121. BECAS Y AYUDAS EDUCATIVAS.  La Universidad proveerá o dotará becas y ayudas educativas con el fin de estimular al estudiante que sobresalga académicamente.  Estas serán concedidas previo el cumplimiento de los requisitos y procedimientos establecidos en cada caso por Bienestar Universitario.

PARÁGRAFO: Las becas podrán ser renovadas en el siguiente período académico, siempre y cuando los requisitos con los cuales fueron asignadas se mantengan y no exista sanción académica o disciplinaria.

ARTÍCULO 122. ESTUDIANTE DISTINGUIDO. Modificado por la Resolución 530 del Consejo Superior, Art. 22. En los programas de pregrado se establece la distinción académica de “estudiante distinguido” para aquellos estudiantes que teniendo un promedio acumulado igual o superior a 4.0, obtienen en su programa, uno de los diez (10) promedios más altos en el período inmediatamente anterior, habiéndose destacado también por su espíritu universitario, conducta y colaboración en la Universidad. Igualmente, los postulados a “estudiante distinguido” no pueden haber incurrido en período de prueba o haber sido objeto de sanción disciplinaria.

La designación de "estudiante distinguido" la hará semestralmente la Comisión de Facultad, de Instituto o de Unidad Académica de carácter especial. Para este propósito, la Comisión podrá consultar a estudiantes del respectivo Programa sobre las calidades de los candidatos. Esta distinción podrá declararse desierta para un período si la respectiva Comisión considera que hay razones para ello.

PARÁGRAFO: La Comisión de Facultad, de Instituto o de Unidad Académica de carácter especial procurará, que en el otorgamiento de esta distinción, se de una representatividad de estudiantes de excelencia académica ubicados en los distintos períodos del Programa, de modo que se otorgue equitativamente a estudiantes ubicados en los períodos inferiores, intermedios y superiores del Programa.

ARTÍCULO 123. ESTUDIANTE MERITORIO.  Modificado por la Resolución 530 del Consejo Superior, Art. 23. El estudiante que haya sido declarado varias veces en su Programa, conforme con la siguiente escala,  como “Estudiante Distinguido”,  y tenga un promedio acumulado igual o superior a 4.0 al momento de la última designación, será proclamado como “Estudiante Meritorio” y se le hará entrega en ceremonia pública de una credencial que certifique tal calidad. La escala es la siguiente:

a.   Programas con una duración estimada en créditos académicos equivalente a ocho semestres: haber sido declarado estudiante distinguido en tres (3) ocasiones.

b.   Programas con una duración estimada en créditos académicos equivalente  a nueve o diez semestres: haber sido declarado estudiante distinguido en cuatro (4) ocasiones.

c.   Programas con una duración estimada en créditos académicos equivalente  a once o más semestres: haber sido declarado estudiante distinguido en cinco (5) ocasiones.

PARÁGRAFO PRIMERO: El estudiante que sea declarado “Estudiante Meritorio” quedará exento del pago de la matrícula para el siguiente período académico a su proclamación y en los períodos restantes del programa, siempre y cuando el estudiante mantenga un promedio acumulado, de modo ininterrumpido, igual o superior a 4.0. Así mismo, quedará exento del pago de los derechos de grado al finalizar el programa.

PARÁGRAFO SEGUNDO: La Universidad, por reglamentación particular, podrá establecer otros estímulos e incentivos académicos y económicos para la atracción de los buenos bachilleres y para el estímulo a la excelencia a favor de estudiantes de la Universidad de altas capacidades personales y académicas. 

ARTÍCULO 124. PROCLAMACIÓN DE DISTINCIONES.  La Universidad proclamará, en las ceremonias públicas de grado que realice, las distinciones a estudiantes que hayan obtenido grado de honor o mención de honor, por haber desarrollado excelentes trabajos de grado, o que se hayan destacado en la Facultad, Instituto o Unidad Académica de carácter especial en otros campos como la investigación, docencia y proyección social.

PARÁGRAFO: Los estudiantes que hayan adelantado el programa de doble titulación en la Universidad o fuera de ella en virtud, de los convenios suscritos, y cumplan con los requisitos para optar a los dos títulos, serán proclamados en ceremonia pública que realice la Universidad.