Un puente de comunicación para los pacientes con ventilación mecánica

El trabajo de Gabriel Sebastián Arias Duarte, graduado de la Maestría en Enfermería, recibió un reconocimiento de la Asociación Colombiana de Facultades de Enfermería.

El graduado Gabriel Sebastián Arias Duarte (tercero de izquierda a derecha) y su grupo de Enfermería en el Hospital General de Medellín Luz Castro de Gutiérrez.

Gabriel Sebastián Arias Duarte, graduado de la Maestría en Enfermería, trabaja en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital General de Medellín Luz Castro de Gutiérrez. Cada día, conoce a pacientes que marcan su vida. Algunos de ellos tienen ventilación mecánica y, por esto, se les hace difícil comunicarse. A Gabriel Sebastián le generaba frustración no entenderlos completamente, por esto, decidió elaborar un proyecto de intervención de enfermería para mejorar la forma de interpretar los mensajes y así poder solventar sus necesidades.

Cuando inició su proyecto de tesis, encontró estudios que demuestran que la interrupción de la sedación lleva a que los pacientes tengan un menor tiempo de estancia en la ventilación mecánica. Quitarles el tubo para poder respirar u otros aditamentos les permite retornar a su estado funcional más rápido y de manera independiente. Antes se ventilaba a las personas bajo sedación para que se acoplaran al ventilador; ahora se busca que el ventilador se acople a ellas. Esto disminuye el riesgo de delirio y de complicaciones asociadas al sedante.

Según el graduado, en la enfermería existen sesgos al atender a los pacientes y, a veces, no es posible conocer de modo correcto sus necesidades. “Los aspectos físicos y fisiológicos del cuidado son importantes, pero el componente emocional es vital para la recuperación, por eso, el panel de comunicación que creamos en la intervención representó una gran ayuda”, expresa.

Para desarrollar la herramienta se identificaron las necesidades de comunicación, de recursos y de cuidado (higiene, comodidad, ubicación, interacción familiar, etc.) de los pacientes. El panel luce como un tablero de juego de mesa donde están definidas ilustraciones, íconos, palabras y números. Los pacientes pueden parpadear, detener la mirada en una imagen o señalar lo que necesitan. Además, hay una escala numérica que les permite dar teléfonos e identificaciones y un cuerpo humano dibujado para que expresen qué zona les duele.

Gabriel Sebastián resalta que una de sus primeras experiencias con el panel fue con una mujer que estaba intranquila. La escala numérica la ayudó a comunicarse con su padre; ella solo quería saber que él estaba bien. Al hacer ese contacto, la mujer pudo relajarse y dormir. “Es gratificante poder ayudar a los pacientes a suplir sus necesidades básicas”, comenta el graduado.

La herramienta fue utilizada con los enfermeros y los familiares. El trabajo, titulado Intervención de enfermería para satisfacer la necesidad de comunicación de personas despiertas con ventilación mecánica invasiva hospitalizadas en la Unidad de Cuidado Intensivo, recibió un reconocimiento por su producción científica y por su aporte al desarrollo de la disciplina por parte de la Asociación Colombiana de Facultades de Enfermería en el “Coloquio Nacional de Investigación en Enfermería”, que tuvo lugar en la Universidad de Cartagena