76 estudiantes avanzan para ejercer la medicina con Sello Sabana

El acto nació hace cuatro años con el fin de destacar el proceso de prácticas; estas deben orientarse hacia un ejercicio de la medicina ético y humanista que permita formar en los graduados el Sello Sabana y transmitirlo a los pacientes.

76 estudiantes de quinto semestre comenzaron una nueva etapa en el camino para ser médicos con la ceremonia de inicio de prácticas, evento que dio apertura formal a las rotaciones clínicas.

La ceremonia, realizada en febrero, empezó con la Santa Misa. En ella, “se reflexionó sobre la importancia de la relación médico-paciente como momento de encuentro personal que fundamenta el ejercicio de la medicina, y en donde la dignidad de las personas involucradas se encuentra y alcanza el más alto nivel de confianza para entregar al médico la vida y la salud”, afirmó el doctor Álvaro Romero, decano de la Facultad de Medicina.

A la ceremonia asistieron los familiares de los estudiantes, quienes son importantes en el proyecto educativo de la Facultad y en la formación de los futuros médicos

En la ceremonia, los estudiantes encendieron una luz para representar la presencia de Dios en sus almas. 

El acto nació hace cuatro años con el fin de destacar el proceso de prácticas; estas deben orientarse hacia un ejercicio de la medicina ético y humanista que permita formar en los graduados el Sello Sabana y transmitirlo a los pacientes.

En este evento, los estudiantes encienden una luz que representa la presencia de Dios en sus almas, quien los acompaña para que no se apague su pasión y vocación, como menciona la Oración del médico: “Jesús, médico de los hombres, te pido que seas luz en mis conocimientos profesionales. Amor en mis esfuerzos de sanar al hombre. Vida en la salud que llevo a los enfermos. Esperanza en las palabras de consuelo. […] Santifica mi trabajo y permite que sea instrumento de tus santas manos”.

Ceremonia de prácticas

Además, el Padre bendice los instrumentos que acompañarán a los estudiantes desde ese día hasta el final de su práctica en decimocuarto semestre:

  • La bata: representa la disposición personal de servicio hacia el paciente.
  • El escudo de la Universidad: reitera la importancia de vivir los valores del Proyecto Educativo Institucional. La laboriosidad, el trabajo bien hecho, la honestidad y la alegría deben acompañar a los estudiantes en su camino a volverse médicos.
  • El fonendoscopio: representa la tecnología que les apoyará en el cuidado de la salud.