Foro Gestión Territorial del Agua

Se realizó con el fin de promover un escenario de reflexión sobre el estado actual del recurso hídrico en Sabana Centro.

El 19 de octubre del 2017 se llevó a cabo el primer foro regional Gestión Territorial del Agua en las instalaciones de la Universidad de La Sabana, convocado por el Observatorio Sabana Centro Cómo Vamos en alianza con el programa Bogotá Cómo Vamos y la Corporación Ambiental Empresarial (CAEM), con el fin de promover un escenario de reflexión sobre el estado actual del recurso hídrico en Sabana Centro y abordar problemáticas existentes como la venta de agua en bloque a los municipios de la provincia y el cuidado de las fuentes hídricas de la región.

     El Foro contó con la participación de más de 160 personas, entre funcionarios públicos de los municipios de Sabana Centro; representantes de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) y del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MinAmbiente); asociaciones de empresarios y fundaciones; académicos; estudiantes, y medios de comunicación, entre otros.

     Dentro de los panelistas invitados, se contó con la participación del doctor Ernesto Guhl, consultor internacional y miembro de la CAEM, quien reveló importantes cifras respecto a las fuentes hídricas de la región y el país, e hizo énfasis en la necesidad de promover una gestión integral del agua en el territorio: “En Colombia debemos transformar la forma en que vemos el agua y la riqueza hídrica con que contamos; ya que la hemos visto más como una fuente de problemas y desastres, y no como fuente de desarrollo y bienestar”.

     Así mismo, se desarrollaron conversatorios con la participación de académicos de la Pontificia Universidad Javeriana, la EAN y la Universidad de La Sabana, así como de autoridades de la CAR y del MinAmbiente, acerca de los retos para la sostenibilidad del recurso hídrico en la región. Dentro de los principales retos manifestados por los expertos estuvieron: trabajar en el reconocimiento y apropiación del agua por parte de la comunidad; conciliar el territorio hídrico con el territorio político; generar una visión de largo plazo para el recurso hídrico; apropiar, desde los distintos sectores, sobre la recuperación y conservación de todas las fuentes de agua; asegurar una legislación que facilite los procesos de conservación de las mismas.