Balú, hecho con las manos, hecho con amor. Conoce la experiencia de emprendimiento de nuestra graduada, Ana María Vargas.

Tras cursar una Maestría en Pastelería de Restaurante en el Basque Culinary Center en España y tener la oportunidad de trabajar en uno de los mejores restaurantes del mundo, Ana María pudo materializar lo que antes era un proyecto y hoy es una realidad: Balú.

Balú, el restaurante de Ana María Vargas, abre sus puertas al público cada fin de semana y se encuentra ubicado en Cajicá.

Balú, restaurante que promueve la sostenibilidad y la ecología, es el emprendimiento de Ana María Vargas, graduada de Gastronomía en el 2015 y apasionada por la pastelería.

Tras cursar una Maestría en Pastelería de Restaurante en el Basque Culinary Center en España y tener la oportunidad de trabajar en uno de los mejores restaurantes del mundo: Tickets, fundado en el 2015 por Albert Adrià, el mejor chef pastelero del mundo, Ana María pudo materializar lo que antes era un proyecto y hoy es una realidad: Balú.

En el 2016 nuestra Alumni de Gastronomía, junto con su esposo Felipe Cardozo, fundaron Balú, un restaurante campestre que tiene su propia huerta y ofrece a sus clientes diferentes tipos de comida con un toque natural, sin dejar atrás la especialidad de Ana María: la pastelería. Mango, curuba, coco, fresa, mango biche y arazá, son algunas de las frutas que componen los diferentes postres que nuestra graduada ofrece en su restaurante. “Son fuera de lo convencional y tienen sabores diferentes” afirma.

Balú, un restaurante campestre que tiene su propia huerta y ofrece a sus clientes diferentes tipos de comida con un toque natural, sin dejar atrás la especialidad de Ana María: la pastelería

La hamburguesa es también uno de los platos preferidos de los comensales. “Tienen carnes maduradas, pan artesanal hecho por nosotros, queso paipa madurado y verduras del huerto”. Así lo asegura nuestra graduada, quien procura que los productos que se distribuyen en su establecimiento tengan la calidad adecuada con una cadena de producción sostenible y responsable.

“Lanzar una línea de pastelería y tener diferentes puntos de venta”, ese es el proyecto de nuestra Alumni, quien también se vinculó a la Universidad desde hace tres semestres como docente de la materia ‘Diseño de postres al plato’. “Fue la Universidad la que me brindó una educación integral, con una visión global”. Es por esto que dentro de sus planes está expandir su negocio, dedicarse a la docencia y continuar ideando nuevos postres con su toque de autenticidad.