Ocho recomendaciones para mejorar la seguridad y el confort del papamóvil

El término “Papamóvil” fue acuñado oficialmente por la Real Academia Española – RAE desde 2012 en su diccionario y significa: “vehículo acristalado y blindado que emplea el papa en sus desplazamientos entre la multitud”.

 

 La primera vez que los vidrios del habitáculo del papamóvil fueron blindados fue en 1981, cuando San Juan Pablo II –por entonces Papa- sufrió un atentado (un disparo), en mayo de ese año. Ocasionalmente, Benedicto XVI y Francisco dejaron de usar esta medida de seguridad para estar más cerca de los feligreses.

·       La marca alemana Mercedes Benz fue la primera automotriz en fabricar un papamóvil en el siglo XXI. Lo hizo hacia 2002, cuando le fabricó al entonces papa Juan Pablo II un Mercedes ML 430 (W163) adaptado. Este vehículo también lo usó el Sumo Pontífice sucesor: Benedicto XVI.

·       La placa que usa el papamóvil en Roma, Italia,  es: “SCV”, que signifca Stato della Città del Vaticano (Estado de la Ciudad del Vaticano).

Campus, Chía. 1 de agosto | Conscientes de la apretada e intensa agenda que Francisco tendrá en Colombia, durante septiembre, y de los desplazamientos terrestres que tendrá en el papamóvil, la Universidad de La Sabana consultó a uno de sus expertos en ingeniería mecánica para que sugiriera algunas recomendaciones técnicas que podría tener el vehículo modificado en el que se desplazará el Sumo Pontífice, para que vaya más cómodo y seguro.

1.       Barras de soporte: el vehículo podría tener un sistema de barras qu vayan de acuerdo con el diseño de su chasis y que sean capaces de soportar, al menos, el peso total del vehícuo. Lo anterior se sugiere, en caso de que ocurra un volcamiento.

2.        Vidrio frontal: el vehículo debe tener un vidrio frontal que proteja al Santo Padre de cualquier piedra o escollo que rebote en su contra, durante los recorridos. Se recomienda que este vidrio sea templado, para que también facilite la visibilidad desde el habitáculo.

3.       Soporte – baranda: la camioneta Chevrolet modificada que fungirá como papamóvil en Colombia debe contar con un soporte tipo paranda, alrededor de todo el habitáculo, para que le permita sujetarse con comodidad y fuerza al Papa, mientras este saluda e intractúa con quienes van a verlo en las vías públicas.

4.       Comunicación con el conductor: el automóvil también debería tener un mecanismo de comunicación entre el Santo Padre y el conductor del vehículo. Este puede ser un aparato tipo teléfono, radioteléfono o un dispositivo más sencillo tipo sun roof, en el techo del vehículo.

5.       Control de velocidad: se sugiere un mecanismo de control de velocidad máxima que apague o prenda el límite de rapidez del auto, sobre todo para que restringa la velocidad máxima propia del vehículo de fábrica.

6.     Piso antideslizante: se recomienda que el piso del habitáculo en el cual permanecerá el Sucesor de Pedro tenga un tapete antideslizante que resguarde la estabilidad de Francisco, cuando esté de pie y con el vehículo en movimiento.

7.      Sonido amplificado: teniendo en cuenta la cercanía con sus feligreses, sería interesante que el Siervo de los siervos de Dios tuviera a la mano un sistema de amplificación de sonido (no un parlante ni un megáfono) que le permita maximizar el volumen de sus palabras para llegarle a menos gente, pero sin que el diseño de este vaya en contra de la sobriedad y austeridad del Sumo Pontífice.

8.        Control de temperatura: ya que el Obispo de Roma mantendrá largas jornadas de trabajo y el clima del país es cambiante, se recomienda la implementación de un control de temperatura del habitáculo empotrado en el papamóvil, para que el Primado de Italia se sienta más cómodo –dependiendo de si hace mucho calor o frío en su desplazamiento-.

  

Para mayor información y para contactar con el vocero de la Universidad de La Sabana que habla de este tema particular, se puede comunicar con Adriana Guzmán de Reyes, directora de Comunicación Institucional, al teléfono celular (+57) 321 232 36 87, al correo electrónico adriana.guzman@unisabana.edu.co o a la cuenta de Twitter: @apgguzman.