La profesora que ve más allá de los sueños

Adriana Pulido, una gran promotora e incansable luchadora por la inclusión, cumplió uno de sus más importantes retos de vida: ser profesora. Luego de participar como speaker en la tercera versión del TEDxUniSabana, durante el semestre 2018-2, orientó el curso intersemestral virtual Inclusión Educativa del Centro de Tecnologías para la Academia. 

¿Por qué enseñar este intersemestral? 

Es importante generar en los estudiantes de todas las carreras una conciencia sobre la inclusión. Es un tema que a todos nos sirve, todos necesitamos ser incluidos en la sociedad, para poder trabajar, estudiar, para desarrollarnos plenamente como personas. Es bueno empezar a sembrar esto en los muchachos que están en su pregrado, aprovechando el gran potencial que tiene esta generación para generar transformaciones y cambios a nivel social. 

¿Cómo fue la experiencia? 

Ha sido una experiencia muy gratificante dictar este curso. He aprendido más de lo que he enseñado porque todo fue nuevo para mi, desde las herramientas que hay que utilizar hasta el manejo de las clases virtuales. Mi familia ha estado muy pendiente, contentos y orgullosos de verme en este rol de profesora universitaria; todos están esperando que se abran más posibilidades como esta para seguir enseñando y seguir aprendiendo. Llegué a tener independencia para enviar mensajes, revisar evaluaciones y trabajos, sin embargo valoro mucho el apoyo de la diseñadora pedagógica, Julieta Erazo, en el desarrollo de mis clases. 

¿Y la primera clase?

Fue muy curiosa porque en el primer encuentro sincrónico los estudiantes estaban muy nerviosos de herir susceptibilidades con mi discapacidad. Según lo que me dijeron, la percepción de ellos frente al curso es buena. Uno de los estudiantes resaltó la importancia de saber cómo debe ser el trato a personas en condición de discapacidad, pues es natural que por desconocimiento se comentan errores. El trato siempre fue muy normal y la relación docente - estudiante siempre se mantuvo con mucho respeto, curiosidad y alegría. 

¿Se considera una profesora "rajona"? 

Estoy aún definiendo mi estilo, creo. Trato de ser un término medio, ni demasiado benévolo ni extremadamente contundente. No es una electiva sencilla como muchos creen pues la temática es extensa y las actividades les exigen bastante compromiso. Quiero que los estudiantes me aprecien y valoren lo que hago. 

¿Qué se llevan los estudiantes de Adriana? 

El hecho de ver a una persona que con discapacidad realizarse a nivel profesional. Aunque no lo manifestaron, pienso que fue sorprendente para ellos saber que su profesora tenía una discapacidad. Esto les enseñó más que cualquier carreta bien echada sobre inclusión educativa y discapacidad, es posible hacer el cambio.