Demografía

Identificar los elementos asociados a la composición etaria, sexo y raza de una población permite establecer puntos de partida para el análisis de su comportamiento durante un periodo de tiempo determinado. Esto posibilita su caracterización y seguimiento, a fin de que los responsables en materia de políticas públicas gestionen planes, programas y proyectos orientados al mejoramiento de las condiciones de vida de la población. 

Teniendo en cuenta lo anterior, el Observatorio Sabana Centro Cómo Vamos efectuó un análisis descriptivo de algunos de los indicadores más importantes al respecto para 2016. Los resultados se presentan a continuación.

Contexto demográfico

La provincia Sabana Centro representa el 18,2% de la población total del departamento de Cundinamarca, que para 2016 era de 2.721.368 personas, según las proyecciones de población realizadas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane).

Respecto al crecimiento poblacional (gráfica 1), entre 2010 y 2016, este fue del 11,0 % (pasó de 447.478 habitantes en 2010 a 496.645 en 2016). De otra parte, con relación a Bogotá, la provincia tuvo un crecimiento poblacional superior, aspecto que puede estar relacionado con los fenómenos de expansión urbana e industrial, y con el fortalecimiento de la infraestructura socioeconómica de la región.

Los municipios que presentaron un mayor crecimiento de su población durante el periodo analizado fueron Gachancipá, con 14,6%; Tocancipá, con 14,2%, y Tabio, con 13,1% (mapa 1). Este fenómeno puede obedecer a aspectos migratorios relacionados con factores como el cambio de vivienda o del lugar de trabajo, la búsqueda de un costo de vida más accequible, o razones de tipo familiar, según lo reflejó la Encuesta Multipropósito realizada por el Distrito Capital en 2014.

De la población proyectada para 2016 en Sabana Centro, el 50,7% corresponde a mujeres, y el 49,3%, a hombres. Al observar la información por grupos, el grupo 1 contó con 79.026 habitantes, y el grupo 2, con 417.679. Estos datos permiten observar un crecimiento en la población proyectada respecto a 2015 del 2,2% para el grupo 1, y del 2,0% para el caso del grupo 2.

Al revisar la variable sexo, se observa un comportamiento homogéneo de la distribución entre hombres y mujeres para los dos grupos, donde cerca de la mitad de la población son hombres y la otra mitad mujeres.