Los Challenge Experience son retos que se plantean para encontrar soluciones a problemáticas reales y relevantes de la sociedad. Conoce 3 experiencias, en diferentes áreas, que han promovido la innovación, el trabajo colaborativo y el aprendizaje experiencial en la comunidad universitaria.

La Facultad de Enfermería y Rehabilitación llevó a cabo su primer “Challenge Experience”, orientado a los programas de posgrado y en el cual fueron característicos el trabajo colaborativo y la interdisciplinariedad. Su éxito y desarrollo se vieron potenciados con el programa de Maestría en Diseño y Gestión de Procesos de la Facultad de Ingeniería, invitado especial de este evento.

El “Challenge Experience” se adelantó de la siguiente forma: los estudiantes de las Maestrías en Enfermería y en Diseño y Gestión de Procesos aportaron soluciones reales frente a un reto propuesto por la Clínica Universidad de La Sabana para el manejo del kárdex de enfermería. El equipo ganador está conformado por los estudiantes: Diego Sánchez, de Ingeniería, y Jennyfer Ramírez y Sara Lizarazo, de Enfermería y Rehabilitación; su mentora fue la doctora Alejandra Alvarado, quien comenta: “Abordamos el reto a partir de la identificación del contexto presentado e iniciamos a deconstruir la pregunta problema y a generar ideas en torno a esta; a partir del benchmarking, el equipo trabajó en la ideación y surgieron importantes elementos que dieron lugar al planteamiento de una estrategia viable, eficiente y atractiva”.

La propuesta fue novedosa y se centró en un kárdex digital con la integración de herramientas tecnológicas de fácil manejo. Este pretende integrar la información, y la disminución de reprocesos y de tiempos de diligenciamiento.Estos factores optimizan el tiempo de cuidado directo al paciente y a su familia, además de

generar un sistema de alertas que da a conocer, en tiempo real, los cambios en el estado de salud del paciente, lo cual favorece la toma de decisiones de manera oportuna.

El “Challenge” para la Especialización en Enfermería en Cuidado Crítico contó, además, con la participación de cuatro estudiantes de estudios coterminales. Así, los resultados de la jornada establecieron las bases para el desarrollo de proyectos de gestión, como opción de grado del programa. Los grupos establecidos dieron solución a un reto propuesto desde cinco unidades de cuidado crítico de instituciones de salud de Bogotá, respondiendo con ello a problemáticas reales, a partir de estrategias innovadoras tendientes a gestionar las necesidades de cuidado de neonatos, niños, adultos, en situación crítica, y de sus familias.

El “Challenge” contó con la participación de cerca de 40 personas. María Eugenia Serrano Gómez, directora de Maestrías y Especializaciones de la Facultad de Enfermería y Rehabilitación, dice al respecto: “En acuerdo con el Plan de Desarrollo establecido por la Facultad, y a partir de actividades que incorporan iniciativas basadas en el aprendizaje experiencial, pretendemos aportar a la consolidación del modelo de relevancia práctica mediado por una cultura de innovación y emprendimiento, en el marco del trabajo colaborativo. Con ello, queremos fortalecer los lazos en la relación Universidad-empresa-Estadosociedad y aportar a la construcción de políticas, programas, proyectos y acciones que impacten positivamente en el entorno”.

Durante el mes de mayo se lanzó el programa Challenge Experience: retos virtuales (ChX), una iniciativa desarrollada por diferentes dependencias de la Universidad, para que los estudiantes, profesores y administrativos desarrollen cada semana actividades que los impulsen a trabajar en equipo, explorar herramientas digitales, aprovechar el tiempo, ofrecer soluciones innovadoras y disfrutar del bienestar desde casa.

La iniciativa se plantea con dos enfoques, los #InnovaciónUnisabanaChallenge y los #BienestarUnisabanaChallenge. Estos ofrecen alternativas de participación que complementen la formación integral de la comunidad universitaria y sirvan de ejemplo propositivo para promover nuevas dinámicas de relacionamiento.

El primer reto de innovación se enfocó en desarrollar soluciones para reducir los residuos plásticos de un solo uso en el campus. En este proyecto, los participantes analizaron diferentes formas para ayudar a crear un ambiente eco sostenible, que generara valor para la sociedad. Fueron más de 12 horas de trabajo investigativo, analítico y práctico, en el cual, con el apoyo de mentorías a través del aula digital Blackboard Collaborate, los concursantes fueron concretando una propuesta disruptiva con valor agregado.

En esta actividad, los ganadores fueron del grupo New Age Team, conformado por Juan Manuel Toro y David Santiago Forigua, estudiantes de Comunicación Social, y Leydi Daniela Salcedo, estudiante de Economía y Finanzas, con su propuesta Go Green.

Los siguientes retos de esta sección buscan explorar al máximo la actitud investigativa y crítica de los participantes, para que vayan al límite en propuestas, con un valor social y un aporte sostenible.

Por otro lado, los retos de bienestar buscan promover la creatividad mediante la actividad física, cultural y la salud. El propósito es integrar dinámicas novedosas que motiven la sana competencia, en medio de la virtualidad. Con esos espacios, se ha invitado a los estudiantes de grupos representativos, de escuelas y a otros miembros de la Universidad a que en casa exploren de qué manera pueden continuar practicando sus pasatiempos, transmitiendo alegría y una cultura que contagie de optimismo las redes sociales.

El primer reto fue crear una secuencia de pases utilizando cualquier elemento deportivo que tuvieran en la casa. Además, debían utilizar toda la creatividad para editar un video y lograr el mayor número de interacciones en redes sociales. En este caso, las ganadoras fueron las integrantes de la Selección Femenina de Fútbol Sala, quienes de manera espontánea realizaron el reto e incentivaron a que otros grupos se unieran a la actividad.

Sin lugar a duda, ambos escenarios están enfocados en brindarle bienestar a toda la comunidad y a continuar fomentando una cultura de innovación, dinamismo y recursividad. Los ChX seguirán promoviendo el trabajo colaborativo, la innovación y la creatividad, y transmitiendo alegría, mientras buscan que más miembros de la comunidad se unan para demostrar que La Sabana sigue presente y que también de manera remota es posible lograr un cambio.

Para obtener más información sobre estas iniciativas y conocer las bases para participar, haz clic aquí. 

Un espacio lleno de ideas disruptivas e innovadoras abierto al público. Eso fue el “Disrupticon 2020”, un challenge experience organizado por estudiantes y por el Departamento de Innovación y Emprendimiento de la Escuela Internacional de Ciencias Económicas y Administrativas.

El evento surgió por la motivación de presentar ideas fuera de lo común, bajo el formato de focus market, donde la elección del mejor proyecto estaría a cargo del mismo mercado y no de jurados, como normalmente se hace en este tipo de concursos. En el marco de la “IX Semana de Innovación y Emprendimiento” y con el apoyo de Beautiful Disruption, una empresa creada por los estudiantes Nicolás Rodríguez, de la Escuela Internacional, y por Camilo Navarro, de la Facultad de Ingeniería, y con el fin de ayudar a otros alumnos a prepararse de la mejor forma para participar en distintos hackathons, se llevó a cabo el “Disrupticon 2020”, del 11 al 15 de mayo.

En cuatro diferentes retos y con la participación del Centro de Innovación y Emprendimiento Sabana (CEIS), además de empresas como Rappi, Seguros Bolívar y Torrenegra Accelerate, se presentaron 19 soluciones en total, provenientes de personas de cualquier parte del mundo y de la comunidad universitaria de La Sabana.

“En nuestra Universidad, el centro es la persona y estamos al servicio de la innovación y el emprendimiento. Al hacer un reto abierto a todo tipo de público y de distintas partes de Colombia y el mundo, le estamos agregando mayor valor y visibilidad a nuestra comunidad para poder aportar más”, asegura Diana Rojas, profesora y jefe del Departamento de Innovación y Emprendimiento de la Escuela Internacional de Ciencias Económicas y Administrativas.

“Como estudiante de La Sabana y coorganizador del ‘Disrupticon 2020’, considero importante este espacio porque fue una experiencia que permitió llevar a la práctica las habilidades aprendidas en el aula de clase como planeación, brainstorming, solución de problemas, negociación y networking en casos de la vida real”, asegura Nicolás Rodríguez. Entre las ideas participantes, se destacaron soluciones como productos tejidos por y para adultos mayores, reestructuración de plataformas web, llaves de experiencias para jóvenes, modelos de consultoría y coaching, entre otras.

El evento surgió por la motivación de presentar ideas fuera de lo común, bajo el formato de focus market, donde la elección del mejor proyecto estaría a cargo del mismo mercado y no de jurados, como normalmente se hace.

Los ganadores en la primera versión del “Disrupticon 2020”, llevado a cabo de manera virtual en Peewah, fueron Juan Tapias y David Nicolás León, en el reto del CEIS, quienes, además, participaron de manera individual. Nicolás León, con su emprendimiento 101 ideas, busca que las personas de la tercera edad se sientan orgullosas de su edad, ayudándolas a crear productos tejidos. Así, logró, con un empate, ocupar el primer lugar en el reto. Por su parte, Juan David Tapias, desde Antioquia, creó un modelo enfocado en la gestión de la comunidad, llamado Mi Comunidad App. Con esta plataforma, busca fomentar los productos, ofertas de empleo, servicios y actividades o eventos del emprendimiento de 101 ideas y que quienes hagan uso de la aplicación puedan tener beneficios más directos.