Tostadora, el robot que representó a La Sabana en el All Japan Robot-Sumo Tournament 2017

Por primera vez, un estudiante y un profesor de la Universidad de La Sabana hicieron parte del “Robotic People Team” para participar en el mundial de los torneos de combate de robots sumo, All Japan RobotSumo Tournament 2017, el cual se celebró en Tokio, Japón.

Yareth Sebastián Pinzón Gómez, estudiante de quinto semestre de la carrera de Ingeniería Informática y representante estudiantil del Institute of Electrical and Electronics Engineers (IEEE), Ronald Gutiérrez, profesor del Centro de Tecnologías para la Academia (CTA), y Jason Salazar, estudiante de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas, en compañía del robot Tostadora, viajaron a la capital de Japón el pasado mes de diciembre para participar en la competencia.

La dinámica del concurso consistió en la batalla de dos robots programados para que funcionen de forma autónoma y saquen de la circunferencia de 1.54 metros a su opositor. Para lograr el objetivo, durante el año 2017 los integrantes de la Rama Estudiantil IEEE de La Sabana, con la ayuda de su profesor, se encargaron de construir la máquina teniendo en cuenta los requisitos que exigía el torneo. Tostadora tiene un peso de tres kilos, usa electroimanes para sostenerse mejor en la superFIcie y, como estrategia a la hora de superar al rival, cuenta con cuatro sensores de reconocimiento de objetos y cuatro motores para mejorar su fuerza. 

El “Robotic People Team” ocupó el puesto 55 luego de salir al escenario, donde se enfrentó a su rival español Operobot. El marcador quedó 2-1 a favor del contrincante. 

Acerca de esta experiencia, Yareth Sebastián dijo: “Con todo lo aprendido en el torneo, la Universidad podrá ocupar un mejor lugar en el próximo campeonato. Por el área de ingeniería informática, a la hora de la programación y el ensamblaje del robot, pudo trabajarse muy bien debidoal conocimiento adquirido. Gracias a nuestro asesor, Ronald, pudo darse el perfecto acompañamiento a los torneos internacionales de robótica y, finalmente, al mundial”.

El viaje del estudiante contó con el apoyo financiero de Amigos Unisabana, unidad que asumió el costo del tiquete.