Concierto de 15 minutos en realidad virtual hizo historia

El pasado dos de febrero, 10 millones de personas disfrutaron del concierto de Marshmello, famoso dj estadounidense, en un marco tan épico como histórico. El escenario contó con luces, efectos visuales, acrobacias y completa libertad para asistir desde cualquier lugar del globo terráqueo. No hubo boletería, largas filas, localidades o equipo de logística para regular el evento. El truco fue que el concierto se realizó en Fortnite, el videojuego lanzado en 2017 que ya cuenta con 200 millones de jugadores.

Tomado de YouTube/Valence

Además, solo duró alrededor de 15 minutos, cifra que decepcionaría por completo a cualquier asistente a un evento de este tipo. Sin embargo, fue todo lo contrario. Aquellos fueron los momentos más épicos de la plataforma virtual, pues superó el récord de jugadores conectados en simultánea (anteriormente de 8.3 millones). 

Según el experto Ronald Gutiérrez, profesor de la Maestría en Informática Educativa  del Centro de Tecnologías para la Academia , se ha comenzado a marcar una tendencia donde "podemos vivir experiencias de la vida real a través de la virtualidad. Ya no vemos las plataformas virtuales para chatear o hacer videoconferencias sino para vivir experiencias como una fiesta, un concierto o un evento, donde hay mayor interacción". 

"Lo verdaderamente interesante del evento de Marshmello se debe a una tendencia que es mucho más palpable. Se trata de la posibilidad de ofrecer experiencias cada vez más cercanas a un evento de la vida real sin limitarse por inconvenientes propios de los sucesos físicos", afirma Frank Reyes, experto en videojuegos y estudiante del programa de Comunicación Social y Periodismo. 

Sin embargo, Reyes confirma que no es la primera vez que sucede algo de este tipo, pues artistas como Phill Collins o Ariana Grande ya han hecho apariciones virtuales en videojuegos, razón por la cual el profesor Gutiérrez se cuestiona que "lo importante al analizar este tipo de eventos, que seguramente se repetirán en otras plataformas, es el público al que va dirigido, pues para algunos jóvenes es más natural enviar notas de voz por WhatsApp que hablar en persona".