Aprender inglés, con biliteracidad y TIC

Aprender otro idioma. Ese es quizás uno de los propósitos más frecuentes de los estudiantes y jóvenes en todo el mundo. El inglés se ha convertido en el idioma universal, prácticamente obligatorio y requisito mínimo en ámbitos educativos, profesionales, sociales y económicos. Según el portal web Statista 1.500 millones de personas en el mundo hablan inglés, de las cuales solo 375 millones son hablantes nativos.

Pero ¿Qué tal que se fortalecieran dos idiomas a la vez? Según una investigación realizada por Jauver Ducuara, estudiante de la Maestría en Informática Educativa del Centro de Tecnologías para la Academia, esta tendencia es popular en centros de enseñanza de Estados Unidos, el país con mayor implementación de esta modalidad en el mundo: "La elevada cantidad de inmigrantes ha promovido grandes aplicaciones de biliteracidad o doble alfabetización en escuelas con los idiomas inglés - español, sin embargo se puede utilizar cualquier idioma desde que haya uno principal, siendo la lengua materna la base para desarrollar la segunda", aseguró el estudiante. 

Una persona bialfabetizada no solo es capaz de hablar, leer y escribir en dos idiomas, sino que tendrá habilidades tanto cognitivas como metacognitivas asociadas a "leer para comprender, hablar para reflexionar y escribir para comunicar". (Feltes, 2017, p 13). De acuerdo con la doctora Liliana Cuesta, PhD in English Philology, profesora del Departamento de Lenguas y Culturas Extranjeras, la biliteracidad sugiere grandes oportunidades de acceso y uso del conocimiento para el hablante, así como también le aporta diversos beneficios de corte intelectual, sociocultural y económica, dado que una vez se es capaz de aprender a manejar las habilidades anteriormente descritas en un idioma específico será posible transferirlas con facilidad a contexto reales de uso en la segunda lengua. 

Cuesta afirma que "en la actualidad la biliteracidad es un área de interés para investigadores del mundo entero. Aún en Latinoamérica este es un campo de desarrollo, mientras que en Estados Unidos, Canadá, Europa  y Australia hay ya un amplio camino recorrido". 

Motivado por este escenario, Jauver Ducuara junto con el profesor Hugo Rozo y el apoyo de la Coordinación de Material Educativo Digital, diseñó e implementó en el colegio San Bartolomé La Merced un aplicativo digital para potencializar en niños de preescolar habilidades de escritura, lectura y vocabulario. 

"Al fusionar la tecnología y el juego, los niños se apasionan por conocer más el contenido del material y a la vez se apasionan por el aprendizaje. Estas metodologías tienen un gran potencial para ser explotadas en el país, pues con una gran herramienta que debemos aprovechar y aplicar", aseguró Jauver. 

Aunque el material ya fue trabajado por 25 estudiantes, Ducuara espera beneficiar a más de 150 con la implementación del recurso con todos los alumnos de preescolar de la institución. Producto de la investigación, se publicó el artículo "Biliteracy: a systematic literature review about strategies to teach and learn two languages" en la revista Theory and Practice in Language Studies indexada en Scopues Q3. 

Recomendaciones para implementar biliteracidad en las aulas: 

  • Estar abierto al cambio. 
  • Tener un elemento motivador para los estudiantes. 
  • Contar con apoyo institucional y académico en los centros de enseñanza. 
  • Promover habilidades como el habla y la escucha en los estudiantes.