“Estuve en mi casa y en el laboratorio al mismo tiempo”

¿Has imaginado un juego o una plataforma virtual para aprender? ¿Cómo se pueden utilizar los mundos virtuales para enseñar? Estas fueron las preguntas que se hicieron Ronald Gutiérrez, profesor del Centro de Tecnologías para la Academia (CTA), y Luz Mireya Cortés, profesora de la Facultad de Enfermería y Rehabilitación, quienes construyeron una réplica del Laboratorio de Ciencias Básicas de la Universidad en la plataforma virtual Second Life.

“Generalmente, la profesora de la asignatura Ciencias Básicas lleva a los estudiantes al laboratorio real para que conozcan el espacio y los instrumentos que hay en él. Sin embargo, se invertía mucho tiempo en este ejercicio y se requerían algunos elementos de uso obligatorio, por lo que propuse crear la réplica para que los estudiantes lo visiten virtualmente y lleguen a la clase con nocio-nes básicas del espacio”, aseguró Gutiérrez.

Durante tres meses, los profesores se pusieron en la tarea de construir el laboratorio virtual lo más real posible con la utilización de fotos en alta resolución de los equipos, los detalles en las paredes e, incluso, la vista desde las ventanas hacia el campus.

“Ahora que los estudiantes de primer semestre pueden visitar el laboratorio virtual, el gran reto es evidenciar el aprendizaje a través de las dos guías de laboratorio que ellos realizan, con el apoyo de Second Life. La experiencia con los estudiantes al comenzar este semestre ha sido interesante”, dijo Cortés.

Quienes conocieron primero el labo-ratorio virtual y luego el real manifestaron sentirse sorprendidos por la similitud y organización de ambos espacios: “La experiencia de recorrer el laboratorio es sorprendente. Cada elemento tiene su descripción y es muy interesante realizar las guías de laboratorio con este recurso. Al llegar al lugar real comprobé las sensaciones que tenía sobre el espacio y los objetos”, aseguró Melisa Gómez, estudiante de Enfermería.

Diego Andrés Velásquez, estudiante de Fisioterapia, dijo: “En un comienzo no sabía cómo sería el laboratorio, pero cuando ingresé me impactó el orden de los objetos y las descripciones de estos, que no se encuentran en el laboratorio real. Me pareció curioso estar en mi casa y en el laboratorio de la Universidad al mismo tiempo”.