Los nanobiosensores, en pro del control de la salud

El grupo de investigación Evidencia Terapéutica desarrolla varios proyectos interinstitucionales en el país y el exterior con biosensores para el diagnóstico médico.

La nanotecnología ha sobrepasado las barreras de las ciencias de la salud y ha permitido el diagnóstico de enfermedades, el monitoreo de parámetros clínicos y la evaluación de medicamentos biológicos, entre otras prácticas médicas.

Esto se logra través de nanobiosensores, los cuales son analizados e investigados por el grupo del Departamento de Farmacología y de la Especialización en Farmacología Clínica de la Facultad de Medicina, Evidencia Terapéutica, liderado por la profesora Rosa Helena Bustos en colaboración con los profesores y residentes del posgrado de Farmacología Clínica. El grupo fue clasificado con la categoría A por Colciencias. Asimismo, es uno de los mejores grupos de investigación en la clasificación de la consultoría Sapiens Research, dado que ocupa el puesto 19 en la categoría Consultorías científicas y tecnológicas.

Los nanobiosensores son dispositivos que permiten evaluar interacciones moleculares en tiempo real y brindan resultados. Son usados en la vida diaria; por ejemplo: en el glucómetro una gota de sangre interacciona con una enzima contenida en la tirilla. Al insertarla en el dispositivo, los nanobiosensores obtienen los resultados en tiempo real sin necesidad de pretratamiento de muestra, uso de marcadores o reveladores.

Los nanobiosensores facilitan el diagnóstico de enfermedades por una identificación de las variaciones moleculares o los desequilibrios que pueden revelar el padecimiento o la predisposición a sufrirlo. El grupo de investigación Evidencia Terapéutica trabaja en una línea en aplicaciones bioanalíticas, mediante el uso de nanobiosensores, para buscar potenciales biomarcadores con los que se diagnosticaría el cáncer oral y evaluarían las interacciones moleculares de fármacos y targets terapéuticos.

Múltiples nanobiosensores se utilizan en el monitoreo de parámetros clínicos en pacientes, por ejemplo, tiempos de coagulación, electrolitos y biomarcadores presentes en diversos fluidos, así como en el seguimiento terapéutico de fármacos en pacientes con terapia biológica para enfermedades altamente complejas.

El grupo de investigación Evidencia Terapéutica desarrolla varios proyectos interinstitucionales en el país y el exterior con biosensores para el diagnóstico médico, con potenciales biomarcadores para mejorar la expansión de células madre y con la evaluación de resistencia antimicrobiana mediante la producción de anticuerpos.