Cerca de 8000 estudiantes, universitarios por un día

Santiago tiene 15 años y ya estuvo, con guantes en mano, en un quirófano: se involucró —con todas las de la ley— en un trabajo de parto. Por su parte, Jerónimo, de 17 años, narró por primera vez un partido de fútbol en un sofisticado estudio de radio, de la mano de uno de los profesionales del periodismo deportivo que dan clases en la Facultad de Comunicación. María Alejandra “se le midió” a entrar a la “casa del terror” para entender el porqué de los miedos, de dónde viene y qué causa el susto en los seres humanos, cómo funciona el cerebro en estos momentos y cuánto tarda en volver a su estado original.

Así se vivió en la Universidad de La Sabana, como desde hace años, una de las actividades más demandadas y demandantes de las instituciones de educación superior en Colombia y en el mundo: la jornada de puertas abiertas, en la cual los jóvenes que están en edad de elegir una carrera experimentan de la manera más real posible lo que sería en el futuro su ejercicio profesional.

Los días 15 y 16 de febrero, una vez más, La Sabana fue el escenario de Open Campus, un espacio en el cual todas las facultades y unidades académicas recibieron a los estudiantes de diferentes colegios del país, con el fin de que conocieran en profundidad las carreras de su interés, los planes de estudio y los enfoques de los programas que ofrece la Universidad.

En total, 7652 estudiantes de 134 colegios de todo el país se confundieron con los casi 12.000 de la Universidad. Durante dos días, se les permitió recorrer cada rincón del campus, incluido el Edificio Ad Portas, donde pudieron disfrutar de muestras de ingenio, innovación y tecnología con decanos, directores de programa, profesores, graduados y estudiantes de todos los programas.

Las 32 conferencias que se dictaron, las cuales incluyeron material bilingüe e interactivo, fueron solo una parte de las actividades a las que asistieron los bachilleres. Además, apreciaron demostraciones de karatedo y danza urbana, entre otras actividades al aire libre.

Open Campus 2018 contó con la participación de estudiantes de colegios de Chía, Cajicá, Tabio, Tenjo, Zipaquirá y Cota, al igual que de varias localidades de Bogotá. “Es muy importante destacar que, además de los estudiantes de los colegios ya tradicionales que año a año nos visitan, esta vez tuvimos la presencia de estudiantes de Villavicencio, Neiva, Tunja e Ibagué, lo cual es un indicador de los alcances de este evento”, expresó Jairo Rodríguez, director de Admisiones de la Universidad de La Sabana.

Entre los eventos más concurridos resaltaron las charlas institucionales en las que participó Obdulio Velásquez Posada, rector de la Universidad, y las conferencias de internacionalización, las cuales dieron a conocer los 165 convenios que existen con instituciones de los cinco continentes.

Los visitantes también aprovecharon los beneficios que brinda la herramienta de afinidad vocacional de la Dirección Central de Estudiantes. Según Johanna Huérfano, jefe de Acompañamiento para el Éxito Académico, “esta herramienta, conocida como Explora, busca compatibilidad entre los intereses del estudiante y las características de la facultad que idealmente se ajusta a su perfil. De esta manera, el estudiante puede aprovechar su tiempo para conocer los programas de las facultades a las que resulta afín”.

Sin duda, uno de los más grandes protagonistas de la jornada fue el Edificio Ad Portas: sus amplios y modernos espacios permitieron acoger más estudiantes para realizar todo tipo de actividades, no solo académicas, sino también de esparcimiento cultural. Los estudiantes también pudieron conocer el primer Hospital Simulado de Cundinamarca, los nuevos laboratorios de neuromarketing, las recién construidas Salas de Audiencia, el Punto BVC de la Bolsa de Valores de Colombia, también llamado Business Center, la Sala Bloomberg, provista con computadores de este reconocido sistema de información financiera, y el punto de la Bolsa Mercantil de Colombia.