¡Llega Ecobot a La Sabana!

Ser Sabana es ser responsable con el medioambiente. Te invitamos a utilizar desde hoy el Ecobot para reducir el volumen de los residuos sólidos. ¡Construyamos un campus sostenible!

 

El Ecobot es una máquina de dos metros de alto, 1,1 metros de ancho y 0,7 metros de profundidad que cambia botellas de plástico por cupones y bonos de descuento. Este artefacto —ubicado frente al Edificio O— es la nueva iniciativa de la Universidad para promover la cultura de reciclaje entre la comunidad.

Cualquier persona se puede acercar a este lugar y depositar las botellas de plástico vacías que quiera en la máquina. La dinámica es sencilla: primero, debes retirar la tapa de la botella y depositarla en el orificio etiquetado con el número 1. Luego, debes introducir la botella en el orificio número 2. Finalmente, recibirás un cupón de descuento.

Esta iniciativa fue creada por la empresa A.G Corp S. A. S. en Cali y hoy cuenta con puntos ecológicos en Cali, Medellín y Bogotá. En La Sabana, la máquina canjeará las botellas de plástico por cupones (que incluyen promociones y descuentos) de Éxito, la heladería Misty Cream y la empresa de intercambios Global Connection.

Leonardo Moya, coordinador ambiental, dice que en la Universidad el plástico es el residuo que más se genera: “La idea de esta iniciativa es la separación de los residuos y una gestión ambiental adecuada para fomentar pequeñas acciones de reciclaje en las personas”.

Todas las botellas depositadas en el Ecobot son propiedad de la Universidad, por lo cual, el dinero que se recaude por concepto de reciclaje irá dirigido a la Coordinación de Solidaridad de Bienestar Universitario.

Luís Eduardo Díaz, profesor de la Facultad de Ingeniería, afirma que “reciclar no es un favor que yo le hago al otro, es una obligación y un compromiso con el ambiente, ya que la conversión de los materiales utilizados en materias primas sirve para fabricar nuevos productos que contribuyen a reducir el volumen de los residuos sólidos”.

La Universidad tiene como propósito ser un campus sostenible. Cada uno de los miembros de la comunidad universitaria puede contribuir a esta tarea.