Profesor de Ciencias Políticas fue investigador visitante en Georgetown University

En el segundo semestre del 2017, Iván Garzón Vallejo, profesor de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas, fue como investigador visitante al Berkley Center for Religion, Peace and World Affairs de la Universidad de Georgetown en Washington D. C. (Estados Unidos).

Este centro está dedicado a la investigación y la organización de actividades sobre el papel de las tradiciones religiosas en la paz mundial, la globalización y los asuntos coyunturales de la política internacional: migraciones, diálogo interreligioso e intercultural, democratización, libertad de expresión y derechos humanos.

El profesor Garzón Vallejo trabajó junto con José Casanova, quien es uno de los sociólogos de la religión más reconocidos del mundo y uno de los mayores expertos en secularización.

¿Sobre qué temas desarrolló su investigación?

Estuve trabajando en dos proyectos. Por un lado, junto con el profesor Casanova, empecé a escribir un artículo sobre el aporte de América Latina a la discusión global sobre la secularización, es decir, cómo nuestro proceso de secularización, que no es idéntico al europeo ni al singular caso norteamericano, constituye un aporte a la discusión teórica sobre la tensión global que se vive entre secularización y desecularización.

Por otro lado, estuve escribiendo un libro acerca de la responsabilidad de los obispos, sacerdotes, políticos e intelectuales en los orígenes de la violencia revolucionaria de los años 60 y 70, y específicamente qué influencia tuvieron en el debate público los argumentos morales y religiosos que criticaron y justificaron la lucha armada.

¿Qué fue lo más importante de su estancia en Washington D. C.?

Lo más importante fue trabajar en un ambiente muy inspirador, en el cual las bibliotecas, las actividades académicas, la diversidad de personas que pasan por el campus y la perspectiva de estudio de los problemas globales son muy estimulantes.

Además, hubo dos actividades muy significativas para mí: un workshop con los investigadores del Berkley Center for Religion, Peace and World Affairs y una ponencia que presenté en Boston College, no solo porque pude exponer un avance de mi investigación y recibir críticas muy valiosas, sino porque en un contexto como el norteamericano, en el que se estudian tantos problemas, países y regiones, fue muy grato poner sobre la mesa el tema de Colombia, específicamente el vínculo poco estudiado entre la violencia, la paz y la religión.

De su estancia, ¿cuál es el mayor aporte para la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas?

Hay tres aportes importantes. El primero, los contactos y el networking que hice con profesores en Washington D. C. y Boston. El segundo, la futura publicación de ambas investigaciones contribuirá con nuestro grupo de investigación de ciencias políticas, llamado Res Publica. Y, finalmente, mi experiencia de aprender, conocer y vivir se transmitirá a mis estudiantes. Todo esto, así como el apoyo que me dio la Universidad para que fuera posible esta experiencia, es para mí invaluable.