“La Universidad está avanzando en la dirección correcta hacia la investigación”

Investigar la naturaleza del video en las redes sociales fue el tema del trabajo de Víctor Manuel García Perdomo, profesor de la Facultad de Comunicación, para desarrollar su tesis doctoral. Está vinculado a la Universidad desde hace nueve años y en mayo del 2017 se graduó como doctor en Comunicación y Periodismo de la Universidad de Texas en Austin.

El profesor Víctor Manuel García Perdomo trabajó durante 14 años como periodista en Univisión y Terra tv. Durante ese periodo, vivió de cerca el auge del internet y la forma en que poco a poco el video en plataformas digitales empezó a amenazar la producción y la distribución de contenidos en la televisión tradicional.

Hace nueve años, se vinculó a la Universidad como profesor de la Facultad de Comunicación y se interesó particularmente por ese fenómeno que ocurre hoy con el video en las redes sociales. Por ello, García Perdomo decidió cursar un doctorado en comunicación y periodismo en la Universidad de Texas en Austin. Esta fue la conversación que Víctor Manuel García Perdomo sostuvo con Campus a propósito de su título de doctor.

¿Por qué decidió hacer ese doctorado?

Llegó un momento en mi vida en que tuve que tomar una decisión sobre mi carrera, apostando por la academia y la investigación. Llegué a la conclusión, después de varios años trabajando con la Universidad, de que era el momento de dar el salto, porque veía movimientos internacionales —por ejemplo, en México y Brasil—, donde básicamente para ser un profesor de planta debe adquirirse el título de doctorado y tener las más altas competencias en enseñanza e investigación.

¿De qué se trata este doctorado?

Es un doctorado con énfasis en periodismo y pertenece al College of Communication de la Universidad de Texas en Austin. Allí, hay unas materias básicas de metodologías y otras en teorías de la comunicación. Yo traté de ser lo más conservador posible respecto a las clases que quería tomar y nunca salí del Departamento de Comunicación. En ese aspecto, traté de crear un programa para mí con las materias obligatorias que me enfocaran en asuntos relacionados con la disrupción de la tecnología en la comunicación.

¿En qué se centró para desarrollar su tesis doctoral?

Una vez decidí el camino de mis cursos de investigación y elegí a mi asesor —que fue el doctor Stephen Reese, uno de los más reconocidos hombres de la comunicación actual—, vino el proceso de los exámenes supletorios, cuando los profesores formulan unas preguntas y los alumnos deben responderlas con base en la literatura que se ha cubierto durante los cursos. En ese momento, después de un tiempo de reflexión, tomo la determinación de cuál va a ser el trabajo de la tesis doctoral.

Con el doctor Reese, llegamos a la conclusión de que mi trabajo debería estar centrado en la tecnología digital y cómo estaba afectando la distribución de videos y la televisión online. Con base en esa problemática, diseñamos una aproximación sociológica para responder a esos cambios dentro de la producción de videos online a través de redes sociales y cómo eso impacta a los medios tradicionales, particularmente a la televisión.

¿Por qué se interesó en ese tema?

Tengo un vínculo cercano porque trabajé durante muchos años como periodista. Durante 14 años como periodista, trabajé con Univisión Online, en Estados Unidos, y con Terra Networks Telefónica, en Colombia y Venezuela. Esa experiencia, trabajando con un canal de televisión que producía contenidos para la web y después para Terra tv, que era el producto de televisión para la web de Telefónica, me hizo crear un interés muy grande alrededor del video. Eso me llamó poderosamente la atención y me pareció un problema digno de investigación de doctorado.

¿Qué significa actualmente para la sociedad una herramienta como el video?

Yo creo que una de las conclusiones de mi investigación es que la televisión tradicional está sufriendo unas presiones muy fuertes en la producción y distribución de contenidos. Eso ha implicado cambios en la producción de contenidos que hacen que los medios tradicionales, como la televisión, pierdan autoridad y control sobre la narración y la tecnología. Si hay algo que destacar es que la tesis doctoral sirve a la televisión tradicional y a la sociedad en general para entender cómo esos cambios en la producción de contenidos de video y el consumo van a significar un cambio profundo en cómo nosotros entendemos la sociedad y la realidad a través del video.

¿Ha tenido publicaciones posteriores a su tesis doctoral?

Con la tesis doctoral generé tres artículos que envié el primero de noviembre del 2017 para participar en la conferencia de la International Communication Association (ICA). Esta es una de las conferencias más reconocidas del mundo en comunicación y va a realizarse en el mes de mayo del 2018 en Praga. Envié esos tres artículos a esa conferencia, porque considero que es un espacio destacado para divulgar el conocimiento. Después, enviaré los artículos a las revistas indexadas.

¿Cómo fue su experiencia en Texas?, ¿cómo era su vida allá?

Yo siempre he tenido una conexión muy estrecha con Austin y con la Universidad de Texas, porque allá fui por primera vez a aprender inglés y allá hice mi Maestría en Historia Latinoamericana. Después, cuando miras los rankings, te das cuenta de que la Universidad de Austin está mejor posicionada que muchas universidades reconocidas en Estados Unidos, particularmente con temas relacionados con comunicación y periodismo.

Además, para mí fue una experiencia absolutamente enriquecedora, porque pude ir con mi familia. Eso implicó un cambio muy importante en mis hijos, porque ellos ampliaron el panorama, ampliaron sus mentes, aprendieron bien inglés y compartieron con una comunidad internacional muy vigorosa. Eso les permitió abrir su mente y yo disfruto mucho la ciudad. Por otra parte, la universidad tiene un programa extraordinario, con los mejores profesores, pensando siempre en el periodismo de punta, en cómo la tecnología está transformando este negocio y en cómo rescatar los valores básicos del periodismo.

¿Cuántos años estuvo en Texas?

Con mi familia, tres años. El último estuve yendo y viniendo para trabajar en mi tesis doctoral, aquí en Colombia. Básicamente, fueron tres años y nueve meses en los que terminé el doctorado.

¿Cuáles son sus planes?

La Universidad de La Sabana está avanzando en la dirección correcta hacia asuntos relacionados con la investigación. Yo quiero montar un centro de investigación que está ahora en discusión, pero quiero ver cómo fomentar la investigación y convertirme en la punta de lanza de la investigación de la Facultad.

Mi proyecto yo lo veo dentro de la Universidad porque he recibido respaldo de las directivas. Desde que llegué, ellas han tomado bien mis ideas y creo que estamos avanzando hacia la dirección correcta para incentivar la investigación, que es particularmente en lo que yo estoy muy interesado.

¿Todo este proceso qué le dejó?

Yo creo que un enriquecimiento total; aprendí muchísimo. Compartí con los mejores estudiantes de comunicación del mundo, con los mejores profesores dentro de un espacio maravilloso. Pero, yo creo que el cambio principal fue que me transformé en un investigador, lo que implica entender las teorías y los métodos. Todo esto me ha cambiado como persona para bien y como profesional, y ahora vengo con todas las ganas de aportarle a la Universidad todo lo que he aprendido.