Alfabetización inicial, un proceso esencial en los primeros años de vida

La doctora Rosa Julia Guzmán, directora de la Maestría en Desarrollo Infantil, participó en el coloquio de expertos sobre alfabetización inicial.

La doctora Rosa Julia Guzmán, directora de la Maestría en Desarrollo Infantil, fue invitada a participar en un coloquio de expertos sobre alfabetización inicial organizado por la Secretaría de Educación de Bogotá. Estas son algunas de las recomendaciones para este complejo, pero vital proceso en los primeros años de vida de una persona. 

El ocho de noviembre la doctora Rosa Julia Guzmán, directora de la Maestría en Desarrollo Infantil, fue invitada a participar en un coloquio de expertos sobre alfabetización inicial organizado por la Secretaría de Educación de Bogotá. Allí, ella debatió, junto a otros invitados, sobre la importancia de este proceso que es esencial en los primeros años de vida de un niño.

“De la noción de alfabetización como una destreza mental que consiste en decodificar grafemas aislados se ha transitado hacia una noción compleja, dinámica, que demanda interacción con el medio y requiere la adquisición de un sistema de representación que permita el acceso y permanencia en la cultura letrada, (...) se desarrolla durante toda la vida, y cuyos dominios y aplicaciones están en continua revisión y expansión”, afirma la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en un documento publicado en el año 2013. “La alfabetización inicial es el proceso de aprendizaje más complejo que tiene el ser humano a lo largo de toda su vida”, afirma la doctora Guzmán. Este proceso se inicia desde los primeros acercamientos de un niño a la lectura –situación que incluso puede empezarse desde el vientre materno– y en condiciones normales debe ir hasta los ocho an?os.

Diferentes investigaciones –lideradas principalmente por Ferreiro y Teberosky en 1979– han demostrado que los niños inician un proceso de conocimiento de la lengua escrita a partir de su entorno, por ejemplo: avisos, propagandas, logos, libros y revistas. “Contrariamente a lo que se cree, las preguntas que se plantean los niños no esta?n dirigidas al conocimiento de las letras ni a su sonoridad, sino a preguntas como ¿Qué se lee?, ¿en dónde se lee?, ¿cómo se lee?, esto hace parte del alfabetismo emergente, que es el proceso sobre el cual se debe articular la alfabetización inicial. En ese sentido, y sobre la Maestría en Desarrollo Infantil, la doctora Rosa Julia Guzmán señala: “Puede aportar tanto en investigaciones que contribuyan a comprender mejor estos procesos, como a formar talento humano que trabaje en la enseñanza inicial de la lectura y la escritura, de igual manera en la atención de situaciones especiales en el proceso de aprendizaje”.

Dentro de las recomendaciones que hace la doctora Guzmán en los dos primeros ciclos que debe tener un niño en su proceso de alfabetización se destacan las siguientes:

» Asumir a los niños como sujetos activos.

» Invitarlos a explorar diferentes portadores de textos.

» Socializar sus hipótesis.

» Promover el reconocimiento de letras.

» Fomentar la interrogación de los textos.

» Reconocimiento del contexto e identificar el propósito de la lectura.