Diez consejos para perder el miedo a hablar en público

La Clínica, desde el programa de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad, te enseña cómo perder el miedo a hablar en público por parte de Angie Carolina Grajales Rodríguez, fonoaudióloga especialista en Neuropsicología escolar.

Hablar en público es un temor muy frecuente, en especial en la población adolescente y en los adultos jóvenes. Esta puede convertirse en una actividad desagradable para su vida, y por eso evitan intervenir en público y si lo intentan, usualmente su actuación resulta notablemente deficiente. Sin embargo, expresarse ante diferentes personas es fundamental para lograr un buen desempeño social en eventos, relacionarse con otros, realizar un buen trabajo en equipo e, incluso, para avanzar en las metas profesionales y laborales. Por eso, todas las personas deben superar este temor en algún momento de su vida.

El temor a hablar en público puede estar acompañado de tres sistemas de respuesta --cognitivo, motor y autónomo-- que interactúan entre sí, y presentan en estos casos algunos síntomas: evitar totalmente el contacto visual con el público, sudoración, cambios en la respiración, tensión en el cuerpo, tartamudeo, voz tensa o temblorosa, problemas en la memoria, entre otros. Si alguna vez has sentido esto, identifica la causa de la ansiedad o nerviosismo para controlar este temor. 

Estas son nuestras diez recomendaciones para hablar en público:

  1. Conoce bien el tema del que vas a hablar y el material audiovisual que utilizarás.
  2. Maneja a la perfección el vocabulario técnico del discurso.
  3. Practica la presentación con antelación frente a un espejo o un familiar, sin que olvides tomar el tiempo y evidenciar qué aspectos deben ajustarse o quitarse para tener un mejor desempeño.
  4. Ten un plan B en caso de que algo falle en el momento de usar el material audiovisual.
  5. Evita tener elementos en las manos tales como: esferos que puedan distraer al público y demuestren tu inseguridad
  6. Rehúye a mencionarle al públicoque tienes miedo o estás nervioso al iniciar la charla.
  7. Escoge a tres asistentes que estén en diferentes ángulos del auditorio y háblales a ellas.
  8. Ora despacio y pausado.
  9. Toma pequeños sorbos de agua si has perdido una idea o sientes un síntoma de temor a hablar en público.
  10. Al finalizar la charla, autoevalúate, es decir, identifica los aspectos favorables y negativos de tu intervención.

En caso de que tu temor sea difícil de superar a pesar de tus esfuerzos y siga afectando tu desempeño y calidad de vida, consulta a un fonoaudiólogo.