El ABC de los nutricionistas

La Clínica Universidad de La Sabana, desde su área de Nutrición, reconoce la labor de los nutricionistas en la conmemoración del día de ellos, el 11 de agosto, explicando la importancia de su trabajo.

El nutricionista es fundamental para todas las personas: para aquellas con factores de riesgo para la salud, como obesidad, sobrepeso, desnutrición o bajo peso; para aquellas que padecen de enfermedades crónicas, como diabetes, insuficiencia renal, enfermedades coronarias o pacientes que han sido intervenidos quirúrgicamente. Sin embargo, también quienes buscan hábitos saludables de alimentación buscan una valoración nutricional y reciben un plan de alimentación que se ajuste a las necesidades individuales.

A pesar de contar con nutricionistas, es muy frecuente que las personas realicen dietas sin contar con la asesoría de un profesional de nutrición. Estas dietas, sin dirección profesional, son muy aclamadas porque muestran resultados en poco tiempo. Sin embargo, se ha demostrado que es un riesgo alto para la salud, ya que puede afectar el metabolismo, generar falencias nutricionales al cuerpo y favorecer el desarrollo de enfermedades crónicas.

Además, se ha encontrado que en la mayoría de los casos cuando se pierde peso en un periodo corto de tiempo y se retoma la rutina, se sube el mismo peso que se bajó e, incluso más. Este es el llamado efecto “yoyo”, cuando el metabolismo se desestabiliza y es difícil de ser controlado nuevamente con dietas.

Para lograr tener un plan nutricional acorde con las necesidades de cada persona, los nutricionistas realizan una valoración nutricional, con los siguientes pasos:

  • Conocer los hábitos alimenticios, el estilo de vida, los alimentos que te gustan, los alimentos que te generan aversión, los rechazos, las intolerancias o las restricciones alimentarias y los antecedentes médicos.
  • Evaluación física en la cual se calcula el índice de masa corporal, se toman medidas de peso, talla, circunferencias y perímetros de diferentes partes del cuerpo y, luego, se evalúa la presencia o no de signo de deficiencia de micro y macronutrientes.
  • De acuerdo con las características del paciente, se realizan exámenes de laboratorio adicionales que permitan evaluar las funciones hepática, renal y nivel de glicemia, entre otras, para identi car factores de riesgo, como colesterol alto e hipoglicemia.
  • Partiendo de los resultados de la valoración nutricional, se de ne un plan nutricional personalizado que permite a la persona lograr un peso saludable y mantenerlo a largo de la vida, promoviendo hábitos de vida saludable.