"Queremos que los niños sepan que los escenarios de violencia no son normales"

Daniela Barbosa y Juana Guzmán, estudiantes del programa de Psicología, junto con Daniel Cabezas, estudiante del programa de Medicina, iniciaron en el segundo semestre de 2017 la asignatura Competencias Básicas Digitales sin saber que su proyecto final tendría un gran desarrollo a nivel de robótica educativa.

Los derechos ciudadanos enmarcados en las competencias ciudadanas fueron la temática principal que abordó el profesor del Centro de Tecnologías para la Academia, Ronald Gutiérrez quien manifestó que “el proyecto de estos tres estudiantes fue muy interesante pues crearon un cuento infantil que abordó el derecho a la protección de los niños, contabilizaron el tiempo que tomaba contar el cuento y luego programaron un robot para que contara la historia con sus movimientos”.

El nudo del cuento se desarrolla en una familia donde el padre constantemente ejerce violencia física y verbal contra la madre; el hijo de la pareja cuestiona el hostil actuar de su padre y este lo normaliza. “El gran giro de la historia es que el padre, un día, llega golpeado a la casa, quejándose mucho, y su hijo le dice que no se preocupe, que es normal. Lo que queremos es que los niños sepan que los escenarios de violencia no son normales, deben tratarse y sobretodo denunciarse”, aseguró Juana Guzmán.

Para desarrollar este proyecto los estudiantes utilizaron un robot Hovis, de fabricación coreana, con 16 motores completamente ajustables a través de un software especial que cuenta con tres niveles de programación. “Nosotros utilizamos el nivel más sencillo, tipo coreografía. Nos tomó dos semanas en programar los dos minutos que toma escuchar el cuento, teniendo muchas precauciones pues las transiciones no deben ser fuertes con el ánimo de que se vea muy natural”, manifestó Daniel Cabezas.

Según el profesor Ronald Gutiérrez, la robótica educativa está tomando cada vez más protagonismo en los salones de clase pues “los robots tienen un gran impacto, llaman la atención de todos los seres humanos pero en su mayoría de los niños, quienes los ven como una mascota, mientras los adultos los ven como un objeto”.

El grupo de estudiantes y el profesor están trabajando en un plan para presentar el robot en colegios de la zona de influencia de la Universidad.